Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cayó la venta de autos usados un 20% en julio
Una tendencia que se da por quinto mes consecutivo. La baja entre enero y julio es de 10,93%. A los concesionarios les preocupa el avance que registra el mercado en negro
18 de agosto de 2014
La venta de autos usados volvió a sumar un nuevo mes con números rojos y, además de la preocupación que significa para los concesionarios las bajas en las ventas, se suma que la crisis del sector se profundiza con el crecimiento de la venta “en negro”.

El informe mensual de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), señala que durante el pasado julio se transfirieron 141.612 vehículos usados, lo que representó una baja de 20,14% con respecto a igual mes del año pasado, cuando el sector había comercializado 177.328 unidades.

A diferencia de lo que sucede con el sector de los 0 km, que no tuvo ningún mes positivo durante 2014, en el del usado esta baja representa el quinto período consecutivo con reducción en sus ventas, ya que enero y febrero fueron buenos meses para la compra-venta de usados.

“En los usados llega todo un poco más tarde que en los 0 km, porque dependemos de que se mueva ese mercado para poder tener precio y stock”, explicó un concesionario de la zona de Belgrano.

Pero, y a pesar de haber tenido dos meses con buenas ventas, en el período de enero a julio se transfirieron 937.272 unidades, una caída del 10,93% comparado con igual período del 2013 1.052.338 vehículos.

“La baja de 10,93% en el período enero-julio, dentro del contexto actual que vive el sector, es algo más que razonable. No nos olvidemos que éste es un mercado en plena recomposición, que ha llevado a un reacomodamiento de nuestras estructuras para adecuarnos a una nueva realidad”, explicó Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor.

“El sector del auto usado es el que más rápido reacciona”, explicó el concesionario. Sin embargo, apuntó a la dispersión de precios que existe en el mercado consecuencia de la cantidad de ofertas y planes que están ofreciendo las automotrices.

“Necesitamos que la demanda sea más sostenida para establecer precios definitivos para los vehículos de las distintas marcas y modelos y poder trabajar con un mercado más equilibrado. Estamos en ese camino, esperamos que en este segundo semestre tengamos la continuidad necesaria y muestre un crecimiento con respecto al primero”, manifestó el directivo.

La esperanza de los concesionarios de autos usados está fundada en los números de los últimos dos meses, ya que si se comparan las operaciones de junio (117.868 unidades) contras la de julio de 2014, se observa una recuperación de 20,14 por ciento.

Pero lo que preocupa a los concesionarios es que, aseguran, se incrementan las ventas en el circuito denominan “negro”, demoliendo cualquier esperanza de recuperación.