Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El legajo "reconstruido" que salpica a Boudou
Se trata de un expediente de The Old Fund que en febrero de 2012 fue robado de la Inspección General de Justicia. Un mes más tarde, la carpeta se completó con nuevos documentos
18 de agosto de 2014
En el marco de la difícil situación judicial del vicepresidente Amado Boudou, ya complicado en dos causas, y en una ellas donde se lo acusa de haberse quedado con la fábrica de hacer billetes para cerrar acuerdos millonarios con el Estado del que él forma parte desde hace varios años, surge una nueva complicación.

En el proceso donde el juez Ariel Lijo, quien encabeza la investigación en el caso Ciccone, recolectó muchas pruebas contra el funcionario y por eso ordenó su procesamiento. Sin embargo, alguien quiso ayudar a Boudou antes de las definiciones judiciales.

En febrero de 2012, dos meses después de que estallara el caso en los medios, el expediente de The Old Fund, el fondo que administraba la imprenta Ciccone, desapareció de la oficina de la Inspección General de Justicia.

Argumentaron que se lo habían robado. La carpeta pasó a "reconstrucción" y un mes después fue repuesta con algunos documentos que podrían ser falsos, de acuerdo a la investigación que realizó el periodista Hugo Alconada Mon en el diario La Nación.

El "nuevo" legajo de The Old Fund, el grupo de empresarios encabezado por el inquilino de Amado Boudou Alejandro Vandenbroele, tiene algunos indicios sospechosos sobre accionistas, apoderados, fechas, firmas y domicilios legales. También están en la mira los sellos y los folios de seguridad de la IGJ, entidad que depende del Ministerio de Justicia.

Hay al menos doce irregularidades que disparan las sospechas:

- En los libros societarios, Vandendbroele figuró como "accionista" durante meses, pero se tachó y sobrescribió como "presidente", y así figura en la IGJ.

- La asamblea en la que el fondo holandés Tierras International Investments se convirtió en accionista ocurrió en marzo de 2010, pero se sobrescribió "abril", y al inscribirla ante la IGJ se colocó una tercera fecha.

- Vandenbroele se presentó el 28/2/12 ante una escribana a certificar una asamblea que en teoría ocurrrió el 1/9/09.

- Una imprenta que abrió a fines de 2011 y se inscribió ante la AFIP en 2012 fue la que volcó en los libros los movimientos ocurridos meses antes de que estallara el escándalo.

- En junio de 2012, cuatro meses después de que la Justicia tomara el caso, Vandenbroele entregó los libros societarios a la Justicia.

- Vandenbroele no presentó el libro de "depósito y asistencia de asambleas"; sólo aportó una copia, en papel suelto, de la asamblea clave de The Old Fund que en teoría ocurrió el 29/10/2010.

- En la asamblea del 29/09/2010, irrumpió la sociedad uruguaya Dusbel como accionista con Albert Chamorro Hernández como su representante, pero en Uruguay consta que recién asumió como tal el 13/06/2011.

- La irrupción de Dusbel en The Old Fund ocurrió ocho meses antes de que la sociedad uruguaya se nacionalizara en el país, como impone la ley.

- Al informar a la IGJ sobre la asamblea del 29/10/2010, Chamorro afirmó que transcribió lo ocurrido el 6/07/2010, es decir, tres meses y medio antes de que se celebrara la asamblea.

- El folio de seguridad de la copia de la inscripción ante la IGJ de la asamblea del 29/10/201 no tiene los hilos o "pelos" que certifican su autenticidad.

- La publicación en el Boletín Oficial del cambio de domicilio de The Old Fun ocurrió 9 días después de presentar el trámite ante la IGJ, cuando debe ser previo, no posterior.

- El folio de seguridad que acompaña al documento para otro cambio de domicilio en marzo de 2012 tampoco tiene los "hilos" que deben certificarlo.