Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cerraron más de 300 mil "cuentas sueldo"
Como una referencia concreta de la retracción laboral, el Banco Central informó que en ocho meses se cancelaron 311.746 de estas cuentas
22 de agosto de 2014
A pesar que el gobierno nacional sostiene que la caída del empelo es "algo que no debe preocupar", los datos "duros" continúan mostrando una retracción del mercado laboral, luego de que esta semana el Indec informó un aumento de la desocupación en un 0,3 por ciento.

De acuerdo al Banco Central, dejaron de existir 311.746 cuentas entre diciembre de 2013 y marzo de este año. Así, en ese período se pasó de 8.029.168 cuentas a las 7.771.422 del tercer mes de 2014.

Una tendencia similar se detectó en lo que respecta a la cantidad de empresas registradas que utilizan estos servicios, que cayeron de 160.083 a 154.493.

El fenómeno coincide con los fatídicos meses que se iniciaron a fines del año pasado, cuando el Gobierno, de la mano del titular del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, y del ministro de Economía, Axel Kicillof, habilitó la devaluación más fuerte del peso en 12 años, que tuvo como pico enero cuando se depreció un 21 por ciento en tan solo dos días.

Asimismo, la caída puede atribuirse al factor de la estacionalidad en la merma de cuentas, ya que usualmente en el verano se crean más empleos temporales. En diciembre de 2013 hubo por primera vez más de 8 millones de estas cuentas, lo que matiza el impacto de la baja.

Sin embargo, la merma en cuentas sueldo es mucho más pronunciada que lo registrado en dos años anteriores. Se trataría de un signo más de que el ciclo actual de la economía está atravesando una desaceleración y achicamiento, que puede obedecer ya sea a la destrucción de empleos, como a un desplazamiento de la creación de trabajo registrado al trabajo "en negro".

Los bancos que más sintieron el impacto fueron los privados, pues el 83% de las 311 mil cuentas que se cerraron correspondían a estas entidades.