Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Arrancó el paro en un clima tenso
Lo encabezan las centrales lideradas por Moyano, Barrionuevo y Micheli, y tiene apoyo táctico de organizaciones de izquierda que desplegaron cientos de piquetes. Jueves complicado
27 de agosto de 2014
Las centrales obreras enfrentadas con el Gobierno nacional iniciaron su tercer paro nacional en reclamo de que los trabajadores tributen menos por Ganancias, se reabran las paritarias para compensar la mayor inflación y haya más seguridad, entre otras medidas.

El reclamo llega en el momento más difícil para el gobierno, incapaz de domar la inflación y contener el alza de un mercado paralelo del dólar que amplió al 70 por ciento la brecha con el marginal, lo cual es casi lo mismo que clausurar cualquier posibilidad de que lleguen inversiones a la Argentina.

La pulseada es encabezada por la CGT liderada por el camionero Hugo Moyano, la que encabeza Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli, que ya desde el miércoles por la tarde comenzó a movilizarse junto a organizaciones de izquierda, y desplegaron piquetes tácticos con el objetivo de lograr un adhesión masiva a la medida de fuerza.

Maquinistas de La Fraternidad, Camioneros, Gastronómicos y Bancarios, entre otros gremios, le darán volumen a la medida de fuerza, aunque el gobierno convenció a último momento a los colectiveros de la UTA de no plegarse a la medida, aunque brindarán un servicio acotado, como si fuese feriado.

La protesta se desarrollará en un clima de tensión, y con preocupación por la posibilidad de que se produzcan enfrentamientos.

Agrupaciones de izquierda ya cortaban los principales accesos a la Ciudad y realizaban piquetes en rutas y accesos. El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, aseguró que la medida de fuerza "tendrá mucha adhesión", pese a advertir que el Gobierno "está operando con todo con una presión tremenda sobre algunos gremios" para tratar de restar el impacto de la huelga.

El paro se hará sentir especialmente en el sector del transporte público, que complicará a los trabajadores que deseen concurrir a sus lugares de empleo, ya que no habrá trenes por la adhesión de los maquinistas de La Fraternidad, ni los Señaleros y delegados del Sarmiento que responden al dirigente Rubén "el Pollo" Sobrero.

En el caso de los colectivos, funcionaría en principio un servicio reducido, parecido al de domingos y feriados, debido a que la UTA no se plegó, pero el propio secretario general del gremio, Roberto Fernández, no garantizó que este cronograma se pueda cumplir y advirtió que si las formaciones reciben ataques los coches no circularán.

Por su parte, en la Capital Federal funcionarían la mayoría de las líneas, excepto el Premetro y la Línea B, cuyo delegado Claudio Dellacarbonara adhiere al paro, pero tampoco esto está garantizado debido a que un sector de las bases de los "metrodelegados", la Agrupación Trabajadores de Metrovías (ATM), pretende sumarse a la huelga de las centrales opositoras.

Moyano ofreció una rueda de prensa en la sede de su CGT para dar más detalles, acompañado por Barrionuevo; el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi; y los secretarios generales de Trabajadores Rurales, Gerónimo Venegas, de Panaderos, Abel Frutos, y de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, entre otros. En septiembre las centrales opositoras realizarán una marcha a los Ministerios de Economía y de Trabajo para reclamar "la reapertura de paritarias", al considerar que la inflación ya superó los aumentos firmados meses atrás.

Así lo anunció Barrionuevo durante la conferencia, en la que sostuvo que estas centrales seguirán "reclamando la plata que les corresponde a los trabajadores" y apuntó contra los sindicalistas de la CGT oficialista de Antonio Caló: "A los trabajadores de la UTA, Metalúrgicos y SMATA los vamos a defender nosotros", sentenció el gastronómico.

Respecto al tema central de la convoctoria que es el reclamo principal del paro, Moyano calificó el impuesto a las ganancias de "perverso" y criticó a los funcionarios que dijeron que no era "tiempo de realizar una marcha". En ese sentido, el referente sindical señaló que "es tiempo de parar y reclamar por un impuesto que venimos diciendo hace mucho".