Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Brasil entró en una "recesión técnica"
A menos de dos meses de las elecciones, se difundió oficialmente que la actividad se contrajo un 0,6 por ciento en el segundo trimestre del año
29 de agosto de 2014
El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) acaba de confirmar el pesimismo económico que ya se sentía desde hacía tiempo en las calles de Brasil: el PIB en el segundo trimestre de este año se redujo un 0,6% en comparación con el período anterior, y revisó las cifras de la actividad económica en los primeros tres meses del año, que en vez de haber tenido una expansión del 0,2%, como se creía, sufrió un retroceso de 0,2%.

Así, a pesar de haber celebrado a mediados de año el Mundial de Fútbol, con dos trimestres seguidos de contracción, el gigante sudamericano entró en recesión técnica. La última vez que Brasil estuvo en esta misma situación fue como consecuencia de la crisis internacional de 2008, en el último trimestre de ese año y el primero del siguiente.

La mala noticia económica llega en plena campaña electoral para los comicios presidenciales del 5 de octubre, y se espera que alimente la contienda en la que la actual mandataria, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) se enfrenta a la popular ecologista Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), y al senador Aécio Néves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Según el IBGE, en el segundo trimestre, los sectores que más se contrajeron en relación a los tres meses anteriores fueron las inversiones, con una caída del 5,3%, la industria, con una reducción del 1,5%, y el sector de servicios -el que mayor peso tiene en el PIB-, con una contracción del 0,5%. En tanto, la agricultura y el consumo en los hogares tuvieron leves alzas, del 0,2% y 0,3% respectivamente.

La industria brasileña se ha visto muy afectada por la complicada situación económica argentina y las constantes trabas comerciales; en lo que va del año, las exportaciones de Brasil a la Argentina llevan acumulada una reducción del 22%, con la mayor caída en julio, del 33,5%.