Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El 80% dice que la economía está peor
Una encuesta demostró la percepción de la mayoría de los argentinos. El 52% opinó que la economía "empeoró" en el último año. Preocupa la inflación
4 de septiembre de 2014
Ocho de cada 10 argentinos cree que la situación económica del país se encuentra peor que durante el año pasado, según un estudio de la consultora Kantar Worldpanel.

El informe de ConsumerWatch 2014, basado en una encuesta a 750 hogares, arrojó que esta percepción se explica ante todo por la brecha en la suba de precios y salarios: los primeros parecen subir por ascensor y los segundos por escalera. Durante el año pasado, la opinión estaba muy polarizada: un 52% opinó que la economía empeoró y un 48% especificó que mejoró con respecto a 2012.

El "encarecimiento de los medios de transporte y servicios", como así también la falta de mecanismos de financiación, también explican la caída del optimismo en los argentinos. Las tasas de financiamiento que ofrecen los bancos hoy resultan poco accesibles para los clientes, que piensan en el día a día cómo ganarle a la inflación.

Los depósitos a plazo fijo en pesos de los bancos ofrecen tasas que van desde el 14 al 22% anual, lejos de los niveles de una inflación que las consultoras privadas calculan en un 40% para 2014.

Sin embargo, la inseguridad y la violencia aún es la primera preocupación para el 78% de los entrevistados, en una encuesta con respuestas múltiples. El aumento de precios se encuentra en segundo lugar con un 55% y en tercer lugar se ubica la crisis económica, que preocupa a cuatro de cada 10 argentinos.

La manera en que los argentinos ven la economía se refleja en la caída del consumo, uno de los grandes motores del kirchnerismo a nivel interno. Guillermo Oliveto, director de la consultora W, explica que el consumidor tuvo distintos comportamientos en los últimos años. En 2010 y 2011, era "alegre, optimista y compulsivo", pero entre 2012 y 2013 pasó a estar "alerta" y "calculador" en sus gastos. "Ahora está preocupado y frustrado", aseguró el autor del libro Argenchip.



O