Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Francisco y la Presidenta almorzaran juntos
Será el sábado 20 de septiembre cuando la mandataria viaje a Italia previa escala antes de ir a la ONU. Será el tercer encuentre entre ambos. En el temario no se descarta hablar de la Argentina
9 de septiembre de 2014
El sábado 20 de septiembre e una fecha clave en la cual, el papa Francisco y la presidenta Cristina Fernández se reunirán en un almuerzo programado en el Vaticano, en el tercer encuentro de ambos desde la llega del argentino a la casa de San Pedro, en marzo de 2013.

En ducho encuentro, Francisco y la mandataria argentina charlaran de varios temas , pero allegados a ambos no descartan que se hable de la situación del país.

La posibilidad del nuevo contacto surgió el 20 de agosto pasado, cuando Cristina Fernàndez llamó a Francisco para "expresarle su pésame y en nombre del pueblo argentino, por el grave luto que ha golpeado a su familia", en referencia a la muerte de la mujer y los hijos muy pequeños de Emanuel Bergoglio, sobrino del Papa, en un accidente automovilístico en Córdoba.

Francisco acababa de volver de Corea del Sur, el primer viaje de su pontificado a Asia, que había sido todo un éxito. La noticia del accidente de su sobrino y su familia conmocionó entonces no sólo al Vaticano, sino a la Argentina y al resto del mundo.

Y, tal como indicó un comunicado de la Santa Sede, la Presidenta llamó por teléfono al Papa para expresarle toda su solidaridad y la del pueblo argentino. Fue en esa conversación telefónica en la que surgió la idea de un tercer encuentro, informal, como los dos anteriores, cuando los compromisos de ambos mandatarios lo permitieran.

Aunque no hay testigos de la conversación telefónica, se puede suponer que, agenda en mano, Francisco le debe haber dicho a la Presidenta que tenía previsto viajar el 13 de septiembre -el sábado próximo- al cementerio monumental de Redipuglia, en el nordeste de Italia, para celebrar una misa en el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial. El domingo siguiente, el 21, iba a cumplir su cuarto viaje internacional, esta vez a Tirana, la capital de Albania.

Probablemente la Presidenta entonces le dijo que ella también, el 21, tenía previsto viajar a la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. Y fue así, en forma muy natural, como el 20 de septiembre, sábado, pareció un buen día para un encuentro, a confirmar sucesivamente, tal como sucedió.