Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Ciudad se opone al fin de los aplazos
El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, advirtió que "no poner notas malas es no reconocer que estamos yendo mal". Calificó de "fraude" la reforma de la provincia
11 de septiembre de 2014
El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, también se metió en la polémica por la modificación del sistema de calificaciones en las escuelas públicas primarias. Advirtió que "no poner notas malas es no reconocer que estamos yendo mal".

Y agregó: "Estigmatizar no es poner un 1, un 2 o un 3. No poner nota es no querer reconocer que nos va mal, y con eso no cambiamos".

El funcionario dijo que no dar a conocer las notas es ocultar información. Y comparó este hecho con el ocultamiento que realiza el gobierno nacional respecto de la inflación. "No tenemos que ocultar los números como con la inflación", dijo. Y calificó de "fraude" la reforma de la provincia. "En la ciudad de Buenos Aires estamos yendo a contramano".

El sistema prevé que a partir de 2015, en la provincia de Buenos Aires, no habrá aplazos, los niños podrán adeudar materias (previas) y el boletín de calificaciones será la "libreta de trayectoria".

Según Bullrich, "los chicos llegan al secundario sin saber leer y sin saber matemática y por eso abandonan". Así es que "si le tocaba un 1, un 2, o un 3 y se lo estamos escondiendo eso es un fraude enorme. Estamos haciendo todo para destruir la educación pública".

El funcionario ejemplificó con la realidad de China. "Es un país comunista y el que no se saca buena nota no llega a la universidad, hay examen de ingreso", dijo.

Bullrich se responsabilizó como parte de la clase política que tiene que mejorar la calidad educativa. "Esta es una mala decisión. La responsabilidad de la mala calidad educativa es de la clase política. A eso queremos revertirlo", concluyó el responsable del área en el gobierno de Mauricio Macri.