Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los Pumas, una derrota más, y van
Una nueva frustración del equipo nacional en el Rugby Championship. Cuarta derrota en cuatro partidos en el torneo. Australia le ganó por 32 a 25
13 de septiembre de 2014
Una nueva derrota, la 15° en 16 partidos del Rugby Championship, marcó la despedida de Los Pumas por Oceanía, luego que los Wallabies vencieron a Argentina por un apretado 32 a 25 y frustraron una vez más al equipo nacional en la máxima competencia anual del hemisferio Sur.

Australia pudo haber aplastado a Los Pumas en el resultado sobre todo por lo hecho en el primer tiempo, y sin embargo terminó apretado contra su ingoal hasta la infracción del último scrum argentino con el tiempo cumplido.

Fue un muy flojo primer tiempo el que jugaron Los Pumas, de lo peor en el torneo. Los Wallabies tuvieron la pelota y durante casi el 80 por ciento de esos primeros 40 minutos jugaron en territorio argentino. Por eso, haber perdido por apenas siete puntos esa etapa inicial fue un excelente negocio para los visitantes.

Los locales arrancaron con todo de la mano de su capitán Michael Hooper, quien después de varias fases de ataque se filtró entre los backs argentinos para llegar al try. Iban apenas 2 minutos, lloviznaba y todo hacía prever una noche larga y difícil.

Sin embargo, apenas cuatro minutos después Ayerza recuperó una pelota y Landajo encontró a Manuel Montero lanzado en velocidad; el wing rompió tres tackles y apoyó. El resto del primer tiempo tuvo el mismo desarrollo que aquellos primeros pasajes: Australia dominó las formaciones fijas, Phipps le puso un ritmo infernal al ataque de su equipo y si los australianos no sacaraon más diferencia fue porque cometieron errores increíbles de manejo o algún tackle salvador (uno de Bosh a Hooper, por ejemplo) impidió que el ingoal cayera una y otra vez.

El arranque de la segunda mitad fue otra vez favorable al ganador, que de nuevo golpeó de entrada cuando Folau tiró un sombrero, Montero tomó la pelota e increíblemente la perdió contra Betham, quien cedió a Hooper para que anotara.

Hubo dos penales de Sánchez contra uno de Foley y a los 19 minutos Betham aprovechó el muy buen movimiento ofensivo entre los medios australianos para marcar. Los Wallabies habían sacao 16 puntos de diferencia y todo parecía sentenciado.

Sin embargo, los tries de Marcelo Bosch -Cubelli jugó rápido un free kick y gabnó muchos metros- y de Joaquín Tuculet -gran rastrón de Sánchez- a los 23 y a los 30 minutos respectivamente, alimentaron una ilusión que pudo concretarse en realidad cuando el apertura tucumano se la jugó rumbo a los palos sin advertir el ingreso franco de De la Fuente a su derecha.

Esa jugada, que pudo haber terminado en try y conversión y en el empate definitivo, fue el último intento argentino. Después, ya no habría tiempo para mucho más. O sí: hubo espacio para una nueva frustración.