Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Kicillof ve otro país: "Con ficción buscan inquietar"
El ministro de Economía no asume que la Argentina está en recesión y le echa la culpa a un "género periodístico de ficción que arman para que la gente esté inquieta". Negación
14 de septiembre de 2014
Es de manual que los funcionarios nieguen la realidad, pero la gran duda es si mientras tapan de tapar el sol con un harnero, a su vez se ocupan de atender los problemas y conocen su profundidad.

Es la gran duda sobre el ministro de Economía, Axel Kicillof, quien denunció la existencia de un “género periodístico de ficción que arman para que la gente esté inquieta”.

Como si la inflación, la caída del consumo, la crisis inmobiliaria y automotriz, el aumento de la pobreza, la fuga de capitales, la caída de reservas, la disparada del dólar blue y las decenas de dificultades en la economía fueran obra de un relato inventado, similar al del gobierno.

Kicillof volvió a hablar por su radio favorita, Nacional Rock, casi la única a la que concede entrevistas, y sostuvo que el plan Ahora 12 “no sé qué puede tener de malo; es como una especie de fracaso retroactivo, los medios dicen 'no había que haberlo anunciado porque no va a funcionar'". Golpeado por una realidad que no comporta como imaginó, el ministro preferido de la presidenta Cristina Fernández y hijo Máximo Kirchner, quien acaba de reclamar la re-reelección para no perder su cuota de poder, denunció que “los diarios opositores todo lo que ocurre se lo atribuyen a decisiones del Gobierno, inclusive si cae el sistema financiero internacional van a decir que fue por una resolución del Ministerio de Economía".

Cristina lo miraba embelesada mientras Kicillof desempolvaba ironías desde el atril en la Casa Rosada en el último acto, tal vez porque la capacidad de negar la realidad de su ministro de Economía sea directamente proporcional a la profundización de los problemas.
"El plan sintetiza muy bien cuál es el objetivo inclaudicable de la Presidenta. Vamos a usar todos los instrumentos para que los influjos negativos del comercio que viene de afuera y la incertidumbre interna no se instalen", dijo, sin mención alguna a la emisión monetaria descontrolada para financiar el déficit fiscal creciente y el hecho de que la Argentina no ingresen dólares genuinos.

Incluso, Kicillof parece subir cada día el nivel de creatividad en sus construcciones: consultado sobre la Ley de Abastecimiento, consideró que "hubo una maniobra comunicacional perversa, es un paquete de leyes de defensa de los derechos de los consumidores". "Hay servicios de mala calidad y no hay posibilidad de reclamo y es indignante. Las empresas venden como locos y no atienden a los consumidores porque falta Estado. Hay que modernizar al Estado en este tipo de reclamos, no puede ser que se escapen siempre; esto no es intervencionismo estatal sino regulación de un estado que buscar defender a la gente de a pie", señaló, sin reparar es que el intervencionismo estatal creció a niveles estratosféricos de su mano y casi todo funciona en forma regular.

El ministro de Economía se hizo tiempo, además, para acompañar las palabras de Máximo Kirchner: "Su participación en el acto de Argentinos fue políticamente esclarecedora", ponderó, en una devolución de gentilezas por tanto apoyo.