Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
EEUU, el nuevo blanco elegido por Cristina
La presidenta se despachó con una catarata de tuits y volvió a culpar a los fondos buitre, al gobierno de Obama y a medios independientes por todos los males de la Argentina en crisis
18 de septiembre de 2014
La presidenta Cristina Fernández tuvo otra rabieta y, en vez de buscar soluciones cambiando políticas, volvió a culpar al mundo por el tobogán en el que se desliza la Argentina.

Minutos antes de partir hacia Roma, la mandataria publicó tuits en los que denunció un ataque "especulativo" contra el peso, criticó las declaraciones "impropias" del encargado de negocios de la embajada de los Estados Unidos y vinculó a autoridades de American Airlines con los fondos buitre, como explicación de la decisión de la aerolínea -que aduce la dificultad del acceso a dólares- de restringir la compra de pasajes a 90 días.

También atacó a Radio Mitre, de Grupo Clarín, a la que calificó como "Radio Buitre".Los buitres parecen la raíz de todos los males de la Argentina, lo cual refleja que no estaba "todo estudiado" ante un fallo adverso en Nueva York, como había garantizado con su soberbia habitual el ministro de Economía, Axel Kicillof. "No existe ningún tipo de restricción para el pago de pasajes y paquetes turísticos con divisas", afirmó la Presidenta.

Sus tuits fueron agrupados en su página web bajo el título "Buitres con turbinas", ligándolos justamente con American Airlines.

"Es importante que el país salga del default", dijo Sullivan en una entrevista a Clarín. Su frase detonó el enojo del Gobierno.Y por eso Cristina sostuvo que "esto no empezó ayer miércoles (por la decisión de American). El lunes con las absolutamente impropias declaraciones del encargado de negocios de los EE.UU. que motivaron la obligada intervención de la Cancillería argentina, ante la intromisión en asuntos internos por parte de un diplomático extranjero", sostuvo. Y volvió a exponer los cinco puntos del supuesto plan para desestabilizar al Gobierno, "esmerilar y desgastar" a su figura, como si hiciera falta.