Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Reunión papal: CFK ya está en Roma
La jefa de Estado ya está instalada a la espera del almuerzo con Francisco. Expectativas oficiales por definiciones del pontífice a favor de la Argentina
19 de septiembre de 2014
La presidenta Cristina Fernández ya está en Roma, a la espera del almuerzo que tendrá este sábadoen el Vaticano con el papa Francisco, luego de la invitación que el propio Jorge Bergoglio le hizo llegar por carta manuscrita hace diez días.

La reunión está cargada de fuerte expectativa, luego de que el sacerdote Guillermo Karcher, ceremoniero pontificio del Vaticano y uno de los colaboradores del jefe de la Iglesia, revelara que a Francisco le "preocupan la gobernabilidad y la sana democracia" en la Argentina.

Cristina llegó a Roma pasadas las 9 (hora argentina), tras partir anoche desde Buenos Aires.

Una amplia comitiva de funcionarios, legisladores y jefes de La Cámpora acompañaron a la jefa de Estado, que intentará cosechar un respaldo papal para cuando el miércoles próximo pronuncie su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas contra los fondos buitre y el gobierno de los Estados Unidos.

La pelea que atraviesa el Gobierno con los holdouts y la crisis de la deuda podría ser un tema que traten ambos jefes de Estado mañana en la residencia de Santa Marta -el almuerzo será a las 13 (hora italiana)-. "Francisco tiene una posición y siempre fue crítico de los sistemas que no favorecen el bienestar de los pueblos", dijo Karcher días atrás.

Y aseguró: "Es un almuerzo de trabajo, privado. No hay tiempos previstos. Durará lo que sea necesario. Todo está en manos de Francisco".

El embajador argentino ante el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, señaló que "no es responsable que alguien diga que es lo que se va a tratar durante el almuerzo", aunque explicó que hay una "consonancia" entre las posturas de ambos mandatarios respecto del funcionamiento del sistema financiero internacional.

Cristina supone, según fuentes cercanas a la Presidenta, que el papa Francisco está desencantado con el presidente norteamericano, Barack Obama, por no comprometerse a fondo con la pelea contra la especulación financiera global, pese a que había sido conversado entre ambos en abril último. Es por ello que descuenta que la habilitará a exhibir su apoyo ante la ONU.

Sin embargo, el padre Karcher dijo que el Papa está "preocupado por la gobernabilidad y sana democracia" en la Argentina. La Presidenta aprovechará para mostrar apoyo papal ante sectores del sindicalismo y la oposición de nuestro país a los que acusó de "preparar un estallido social para diciembre o antes".

La nutrida comitiva que llevó Cristina a Italia está compuesta por el canciller Héctor Timerman y los secretarios general de la Presidencia, Oscar Parrilli; legal y técnico, Carlos Zannini, y de Comunicación, Alfredo Scoccimarro.

También viajaron el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el senador Aníbal Fernández; el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, y los diputados Andrés Larroque y Eduardo De Pedro, jefes de La Cámpora; los intendentes Patricio Mussi (Berazategui) y Fernando Espinoza (La Matanza), entre otros incondicionales.