Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Rabolini: "En el fútbol, Daniel es un desastre"
Categórica definición de la esposa de Scioli sobre sus habilidades en el fútbol. Igual dice que "disfruta" mucho con el juego. Asteriscos.Tv lo comprobó
22 de septiembre de 2014
Karina Rabolini, esposa de Daniel Scioli, remarcó que el gobernador bonaerense “se esfuerza un montón, pero es un desastre jugando” al fútbol, deporte en el cuál sufrió la fractura de la clavícula.

“No me quería decir nada, porque sabía que lo iba a matar”, contó entre risas Rabolini.

“Lo que más me preocupa, es cómo lo vamos a mantener quieto”, bromeó la ex modelo, mientras que el Gobernador confirmó más temprano, que se fracturó la clavícula del lado derecho, después de haber jugado un partido con su equipo de fútbol sala La Ñata.

De todas maneras, Rabolini confirmó que su marido “está bien, incluso a la mañana se fue a La Plata a trabajar. “Está jugando con chicos muy jóvenes, es un poco exigido, pero es muy difícil pedirle que no juegue porque lo disfruta mucho”, contó.

“(Daniel) Esta chocho porque ganaron, de hecho me dijo ‘metí el gol de mi vida´”.

Además, contó que no lo dejan jugar todo el partido porque “no está al nivel de los jóvenes”. “se esfuerza un montón, pero es un desastre jugando”, completó.

Asteriscos.Tv ha presenciado varios partidos del equipo del gobernador, La Ñata, y en esos encuentro, comprobó, que si bien Scioli es goleador del equipo, su estilo de juego es mas bien de poco movimiento y siempre muy cerca del área "a la pesca", a veces con mucha suerte.

Sus compañeros de equipo--La Ñanta juega en el futsal y los conjuntos se completan con cinco jugadores de campo-- son muy hábiles y de buen juego, y por mas que Scioli está bien ubicado siempre cerca del área, no le ceden el balón al dueño del equipo.

El mandatario pone mucho esfuerzo y actitud y más allá de las dificultades que puede traerle la falta de su brazo, es de sostener mucha energía a la hora de disputar el balón.

Sin embargo, a la hora de las similitudes, el goberandor está mas cerca de un estilo Martín Palermo y no de un Lionel Messi.