Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Boudou en Tribunales para dejar sus huellas
Tuvo que ir a dejar sus huellas dactilares en la sede judicial por pedido del juez Bonadío que lo investiga por adulteración de documento de un vehículo. Boudou tuvo que "tocar el pianito"
30 de septiembre de 2014
El vicepresidente Amado Boudou se presentó en Comodoro Py a registrar sus huellas dactilares en los archivos judiciales por orden del juez federal Claudio Bonadio, que lo procesó por adulteración de documentación en el registro de un automóvil de su propiedad.

El vicepresidente se presentó cerca de las 9 ante el magistrado, en el marco de un "procedimiento habitual que se hace con cada procesado", históricamente conocido en la jerga policial y judicial como "tocar el pianito". En los tribunales argentinos aún no existe el sistema digital, por lo que el funcionario tuvo "pintarse" los dedos de tinta y registrar sus huellas.

El procedimiento, que duró 20 minutos, se realizó en el juzgado de Bonadio, ubicado en el cuarto piso. En un principio se creía que lo iban a recibir en la Unidad 29 del Servicio Penitenciario Federal, en el subsuelo.

Se espera, en tanto, una resolución de la Sala II de la Cámara Federal, a cargo de los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah, sobre el procesamiento dictado por Bonadio, su ex pareja Agustina Seguín y la ex funcionaria del Registro Automotor que denunció el hecho, María Graciela Taboada de Piñero.

Todos ellos quedaron procesados por las irregularidades en la documentación de un auto Honda CRX modelo 1992, que un año después fue entregado a una concesionaria de Mar del Plata como parte de un pago por una camioneta.

Allí fue adquirido por Boudou, quien inscribió el auto como propio en 2003, "con un formulario 08 falso que contiene copias de su documento nacional de identidad, con un formulario 04 con su firma verdadera y un domicilio que no era el de él, con un motor que no era el original de fábrica, y sin haber efectuado la

obligatoria verificación policial", dijo la Justicia.

El vicepresidente tiene sobre sus hombros otro procesamiento por negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho en el marco de la causa Ciccone, que instruye el juez Ariel Lijo y que también está siendo revisado por la Cámara Federal.