Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
EE.UU: son "inverosímiles" las acusaciones de CFK
Voceros del Departamento de Estado dijeron que "no pueden ser tomadas en serio". La Presidenta había revelado supuestos planes para atentar en su contra
3 de octubre de 2014
Voceros del gobierno de Barack Obama tomaron distancia de modo tan palmario de las acusaciones que le dedicó la presidenta Cristina Fernández que, lisa y llanamente, sostuvieron que, de tan "inverosímiles, no se pueden tomar en serio".

Es la primera vez que aparece esa forma de lenguaje en el vínculo entre ambos gobiernos, vínculo al que ahora se reconoce en un "momento difícil" y de difícil retorno.

La clara toma de distancia se produjo 48 horas después no sólo de que la Presidenta le dedicara las más graves acusaciones -incluida la sospecha de un posible atentado contra su integridad física-, sino de que miembros del Gobierno las ratificaran, enriquecidas con nuevas metáforas. Entre ellas, la de un violador que abusa de la hija de un padre decidido a todo para defenderla, que enarboló el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Además de desechar las "inverosímiles" acusaciones presidenciales, la misma fuente explicó que la alerta de seguridad para ciudadanos norteamericanos que produjo la embajada en Buenos Aires fue un "mensaje de rutina" similar a otros tantos que se producen en otros países en un momento dado.

La Presidenta vio en ello una "provocación", urdida por el máximo responsable de la legación, su encargado de negocios, Kevin Sullivan. "Seguro que pensó que, con eso, me iba a hacer enojar, pero no pienso caer en la provocación", dijo la mandataria, en su larga intervención televisada.

En ella, habló además de "maniobras desestabilizadoras", de conspiraciones e, incluso, deslizó la posibilidad de que se estuviera gestando -aquí- un ataque contra su integridad personal. "Si me pasa algo, que nadie mire hacia Oriente, que mire hacia el Norte", dijo la Presidenta, en medio de sus reproches a la administración de Obama.

Tras dos días silencio, voceros del Departamento de Estado consultados por el diario la Nación tuvieron breves comentarios sobre lo ocurrido. Una vez más, intentaron apuntar al deseo de un buen vínculo con nuestro país.

"El gobierno de los Estados Unidos procura una relación fuerte con la Argentina", arrancó el comentario. Avanzó luego con lo que suele ser una de sus expresiones habituales, en el sentido de que "una Argentina próspera es algo que beneficia a los argentinos, a la comunidad financiera internacional y también a los Estados Unidos."

Dedican luego la que -hasta ahora- es la línea más dura que hayan dedicado a la presidenta Cristina Kirchner. "Sus acusaciones son tan inverosímiles que no pueden ser tomadas en serio", dijeron.

La réplica de quienes hablan en nombre de la cartera de John Kerry responde a la escalada en la ofensiva que, desde hace una semana, inició la Presidenta contra Washington.