Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
FMI reiteró el diagnóstico de recesión para 2015
El responsable del organismo financiero para América Latina, Alejandro Werner, dijo que que el informe negativo de la entidad está "debidamente fundamentado"
10 de octubre de 2014
Pese a las protestas del ministro Axel Kicillof , el Fondo Monetario Internacional (FMI) no sólo ratificó su diagnóstico de recesión para nuestro país sino que, de paso, lamentó "no tener un diálogo" con las autoridades como sí tiene con el resto de los países.

La posición fue manifestada por el responsable para América Latina de la entidad, Alejandro Werner, quien concedió que podría haber una diferencia de "décimas" en la estimación, pero que el contexto y el diagnóstico negativo de la entidad están "debidamente fundamentados".

En la misma ocasión, Werner señaló un cambio sustancial respecto de lo que se veía hace seis meses en nuestro país. "Principalmente, porque la dirección de las políticas cambió", aseguró.

En conjunto, el FMI ve un escenario de incertidumbre y alta inflación, así como limitaciones en las importaciones y acceso a divisas que "afectarán a futuro".

El diagnóstico negativo para la Argentina refleja, entre otros aspectos, la dificultad de acceso a los mercados internacionales de financiamiento, el exceso de la demanda agregada, restricciones a la oferta y alta inflación, explicaron los técnicos para la región.

"Podemos equivocarnos en una o dos décimas, pero eso estará en el margen de error", concedió Werner, al ratificar el diagnóstico que cuestionó Kicillof.

En la misma ocasión lamentó la ausencia de "un diálogo como el que existe con otros países" miembros del FMI. El organismo hará en noviembre la próxima evaluación del trabajo conjunto para la obtención de un nuevo índice oficial de inflación.

El FMI predijo una caída de crecimiento del 1,7 por ciento para este año y del 1,5 por ciento para el próximo, en un contexto recesivo. En un duro documento, el ministro Kicillof dijo que eso no sólo era equivocado sino que podía estar sesgado por consideraciones más allá de la observación técnica.