Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
CTA oficial prende alarmas sobre la inflación
Hugo Yasky, se sumó a la lista de dirigentes gremiales que exigen un plus para fin de año porque los salarios quedaron "detrás de los aumentos". El Gobierno en contra
16 de octubre de 2014
El titular del la CTA oficial, Hugo Yasky, no coinició con la mira del Gobierno nacional donde consideran que este año los salarios se mantuvieron a la par de la inflación, y advirtió que es necesario algún tipo de compensación antes de que termine 2015.

"Este es el primer año en el que los salarios están perdiendo terreno en relación con los precios, van quedando detrás de los aumentos", señaló el dirigente sindical, uno de los gremialistas más fieles que tiene la Casa Rosada.

Este miércoles, el secretario de Comercio Augusto Costa advirtió que cualquier tipo de reclamo salarial "no está justificado por lo que son objetivamente las variables económicas".

Ese mismo día, apenas horas después, el Indec dio a conocer su medición inflacionaria y quedó a la vista la mayor brecha entre los índices de precios oficiales y privados en lo que va del año.

Mientras que para el Gobierno las subas de septiembre fueron en promedio del 1,4 por ciento, para las consultoras se disparó a 2,48 por ciento. Esas empresas calcularon que la suba interanual fue de 41,06 por ciento.

Yasky coincidió con esos análisis: "Creemos que va estar en cinco puntos la pérdida del salario real respecto del aumento de precios". Por eso, advirtió: "Entiendo que se tienen que encender las luces rojas de alarma. Hay que tomar algunas medidas para ese impacto del salario con los precios".

A diferencia de otros gremios, que piden o bien reabrir paritarias o bien un bono de fin de año, el titular de la CTA oficialista adelantó e que pedirán que "no se descuente el Impuesto a las Ganancias de la liquidación del medio aguinaldo".

Esta semana, los gobiernos de La Rioja y San Luis ya anunciaron que abonarán a sus empleados un bono de fin de año para compensar la inflación. El gobernador puntano Claudio Poggi dispuso el pago de un extra de $200, mientras que su par Luis Beder Herrera anticipó que estará entre los $300 o $400.