Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La CTA opositora pide bono extra de $ 4.000
Pablo Micheli hará una movilización el próximo 20 de noviembre en reclamo de un bono navideño "para recuperar lo perdido por la inflación"
17 de octubre de 2014
El líder de la CTA disidente, Pablo Micheli, anunció que exigirá el pago de un bono de fin de año de 4000 pesos, en paralelo a una protesta que encabezará el próximo 20 de noviembre contra el Gobierno.

Micheli insistió en su reclamo pese a que desde la Casa Rosada ya se descartó avalar un plus para lo que queda del año. Según el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, "no hubo pérdida de salario real".

Con el avance sostenido de la inflación, la negociación de "bonos navideños" se convirtió en un clásico de los últimos años, tanto entre empresas y gremios de la actividad privada como entre empleados estatales, en búsqueda de una reducción de la brecha entre los aumentos acordados en paritarias y la inflación real.

Costa hizo público su rechazo horas después de que se difundiera la inflación oficial de septiembre (1,4%), poco menos de la mitad de la calculada por consultoras privadas, que ubicaron el alza de precios en 2,48%, con una suba interanual de 41%. Las cifras están muy por encima del promedio de subas acordadas en paritarias este año (29,7%).

"Queremos recuperar un poco lo que hemos perdido por la inflación", justificó esta mañana Micheli en diálogo con radio La Red. "Por eso exigimos un bono que no debería ser inferior a 4000 pesos y una suba para los jubilados. Es imprescindible para evitar terminar el año con una angustia mayor a la que ya tenemos", agregó.

En el anuncio de la movilización a Plaza de Mayo, Micheli planteó cierta distancia con el jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, quien fuera socio en los últimos paros generales contra el gobierno de Cristina Kirchner.

"Estimo que Moyano convocará a una protesta si no hay una respuesta a los reclamos, si es que tiene tiempo para ser secretario general de la CGT o presidente de Independiente", apuntó el greamialista.

Ayer, a pesar de la postura del Gobierno, la Unión Industrial Argentina (UIA) y diversos sindicatos, tanto oficialistas como opositores, ratificaron que negociarán un plus salarial.

"Siempre hemos tratado de resolver los problemas dando algo, independientemente de la postura del Gobierno. Acá hay dos partes en esto: el que da y el que recibe. El Estado puede aconsejar, pero es una cuestión entre las partes", dijo ayer el presidente de la UIA, Héctor Méndez.

Desde el gremialismo oficialista, el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, fijó posición al respecto. Afirmó que su gremio pedirá un plus de fin de año al sector empresario, tal como viene ocurriendo en los últimos años. "Ése es un tema bilateral entre empresas y sindicatos de cada una de las actividades; es parte del diálogo existente y no necesitamos participación del Estado para tramitarlo", dijo el dirigente