Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Del Potro con duro mensaje a la AAT
El tandilense reclamó, a través de su agente de prensa, un cambio radical en las decisiones de la dirigencia y una reestructuración de la actividad
22 de octubre de 2014
El tenista Juan Martín del Potro, exigió una reconstrucción en el tenis nacional, y lo reclamó a viva voz a través de una carta donde sostiene que el cambio de capitán de la Copa Davis es "un tema menor" al lado de la realidad de este deporte.

Del Potro, que durante la temporada solamente disputó 10 partidos, ya que padeció una cirugía en la muñeca izquierda, reclama y busca una reestructuración. Después de una reserva prolongada y mediante su agente de prensa, el tenista dejó en claro que su hipotético regreso al equipo de Copa Davis en 2015 no solamente depende de la designación de un capitán -Daniel Orsanic, el actual director de Desarrollo, es el que mayores chances luce-, sino que se producirá si él entiende que hay un giro en distintas decisiones dirigenciales.

"La designación del capitán de la Davis es un asunto menor al lado de los problemas estructurales del tenis argentino, cuya gravedad fue marcada por Del Potro en la carta enviada en febrero a la Asociación Argentina de Tenis y dada a conocer a la opinión pública, en la que se habló de la necesidad de modificaciones profundas para corregir los errores que se han repetido durante años. La lista de candidatos para la capitanía pretende esconder bajo la alfombra los problemas principales", comunicó Jorge Viale, jefe de prensa del ex número 4 del circuito.

Y añadió, sobre lo que piensa el jugador que analiza regresar al circuito en enero en Australia, siempre y cuando la salud lo acompañe y la pretemporada sea exitosa: "Juan Martín quiere un cambio radical, que es inmensamente más significativo que lo que ocurra en la Davis. Los resultados están a la vista con el poco apoyo a los juveniles destacados y su menor participación en los torneos internacionales, una cuestión que no se puede reducir a una relación de divisas desfavorable. El disgusto también se expresa en la histórica falta de un centro nacional de tenis o, incluso, en la escasa participación que se les concede a las federaciones de tenis del interior, cuando la mayoría de los grandes tenistas argentinos nació fuera de la ciudad de Buenos Aires".

En más de una oportunidad quedó en evidencia que el vínculo entre el grupo de trabajo de Del Potro, que incluye a su padre, Daniel, y la que hasta aquí ha sido la cúpula de la asociación desde 2008/9, no es cercano.

Es verdad que en los últimos tiempos el tandilense conservó una relación cordial con el presidente Arturo Grimaldi, de perfil componedor. De hecho, en el último período se interesó por su delicada salud. Sin embargo, el tenista no comulga con otros dirigentes con peso en el consejo. Claro que esta dirigencia no se marchará; es más: permanecerá en funciones al menos hasta fines de 2017. El ganador del US Open 2009 no pide renuncias en masa, pero sí un canal de diálogo y equilibrio, porque en esta situación espinosa todos juegan sus cartas.

"Del Potro les dice basta a los discursos hipócritas, como expresó en la carta de noviembre de 2013, luego de que un dirigente relacionara públicamente la falta de recaudación con el hecho de que él no jugara la Copa Davis y después manifestara que la imposibilidad de enviar juveniles al exterior era por ello. Pero claro que no existía la misma relación cuando Del Potro contribuía a convocar a miles de personas al Parque Roca. Además, ¿qué ocurrió con lo generado por los años dorados de la Legión? ¿Por qué no se pudo lograr el centro nacional? Él quiere contribuir a que la Davis sirva para el apoyo de los juveniles", comunicó Viale, transmitiendo lo que piensa Del Potro de la conducción de la AAT y hacia dónde quiere que se destine parte de los beneficios que su presencia en la Davis podría generar.