Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La presidenta debió ser internada por una infección
La jefa de Estado habría ingerido un alimento en mal estado y quedó en observación en el Otamendi con diagnóstico de "cuadro febril infeccioso". Parte médico sin precisiones
2 de noviembre de 2014
La presidenta Cristina Fernández fue internada esta tarde en un sanatorio de la Capital Federal a causa de un “cuadro febril infeccioso”, se informó oficialmente.

En un comunicado emitido esta noche, que lleva la firma de los médicos de la Unidad Médica Presidencial, se informó que la mandataria fue internada en el Sanatorio Otamendi porque ”presenta un cuadro febril infeccioso".

Debido a ello se decidió su internación para estudio y tratamiento”, asegura el escueto parte firmado por los doctores Marcelo Ballesteros y Ricardo Solla.

Ya el pasado 17 de octubre, la Presidente presentó un cuadro de faringitis, por lo que debió suspender las actividades durante 48 horas, según había informado la Unidad Médica Presidencial.

En el breve parte médico, se informaba también que se realizaría un “control evolutivo” para estudiar cómo seguía el cuadro.

Se trata de un "síndrome bacterémico de probable foco intestinal", según pudo saber Clarín de fuentes del equipo médico presidencial, que le produjo a Cristina "más molestias que gravedad".

Se especula que el origen podría haber sido un alimento en mal estado. "Desde la tarde de hoy, la señora presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, presenta un cuadro febril infeccioso. Debido a ello se decidió su internación en el sanatorio Otamendi para estudio y tratamiento", señaló un comunicado firmado por los doctores Marcelo Ballesteros y Ricardo Solla.

A mediado de octubre pasado, la jefa de Estado postergó un acto programado para cumplir con dos días de reposo debido a un cuadro de faringitis.

Además, a raíz de la faringitis, Cristina postergó en aquella oportunidad un control médico que se iba a hacer al cumplirse un año de la intervención quirúrgica a la que fue sometida por un hematoma subdural que se le formó por un golpe en la cabeza.

La presidenta fue operada el 8 de octubre del año pasado y se mantuvo en reposo por algo más de un mes.

A principios de julio pasado, por una faringolaringitis suspendió un acto junto al ministro del Interior, Florencio Randazzo, y un viaje oficial a Paraguay.

En enero último se atendió en el Hospital Austral por un cuadro "compatible con una bursitis del trocánter izquierdo" por lo que se sometió a tratamiento kinesiológico.

Dos años antes se la había extirpado la glándula tiroides tras un diagnóstico de cáncer que finalmente resultó un "falso positivo".