Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Brittany Maynard dijo basta y se suicidó
La joven norteamericana que padecía un cáncer terminal finalmente cumplió con su deseo y murió por suicidio asistido rodeada de su familia
3 de noviembre de 2014
Valiente hasta el final, y decidida a morir como ella quería evitando los dolores insoportables que le provocaría un cáncer de cerebro que la sorprendió con apenas 29 años, la norteamericana Brittany Maynard finalmente se quitó la vida mediante un suicidio asistido, informó Compassion and Choices.

Si bien había trascendido que tamañana decisión había sido postergada, Maynard finalmente resolvió su final.

Se suicidó el sábado -como lo había anticipado- en su casa de Portland, estado de Oregon, donde ese tipo de suicidio asistido es legal. Sufría un cáncer terminal en el cerebro y eligió el suicidio asistido antes que padecer el deterioro y los dolores que le produciría su cruel enfermedad.

La joven contó su historia en un video que conmovió al mundo e incluso generó un aluvión de pedidos para que siga adelante.

“Falleció en paz, en su cama, rodeada de la familia cercana y los seres queridos”, informó Compassion.

Y ella se despidió así: “El mundo es un lugar precioso, viajar ha sido mi gran forma de aprender, mis amigos cercanos y colegas son quienes más dan. Incluso ahora, mientras escribo, tengo un aro de apoyo alrededor de mi cama... ¡Adiós mundo. Difundan buenas energías. Retribuyan!”.

Antes, había dado alguna esperanza de supervivencia: “Todavía me siento lo suficientemente bien, todavía tengo la suficiente alegría, todavía río y sonrío con mi familia y con mis amigos, así que creo que este no es el momento adecuado”, había dicho en un video en la página web www.thebrittanyfund.org creada para recaudar fondos para quienes piden el derecho a la muerte digna.

Incluso se defendió allí contra las críticas de quienes decían “no parecés tan enferma como decís que estás” relatando las horribles convulsiones que padecía.

En abril, Brittany recibió el diagnóstico de un cáncer terminal. Le dieron como mucho seis meses de vida. Apoyada por su esposo y su familia, se mudó de California a Oregón, uno de los cinco estados de EE.UU. en los que está permitido el suicidio asistido. Ahora se sabe que murió en su cama rodeada por sus seres queridos y en la fecha elegida, para festejar antes el cumpleaños de su marido.

“Adiós a todos mis queridos amigos y la familia que amo. Hoy es el día que he elegido para morir con dignidad debido a mi enfermedad terminal, este cáncer cerebral terrible que se ha llevado tanto de mí... pero que se podría haber llevado mucho más”, escribió la joven en su cuenta de Facebook, según informa la revista Time.