Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Papelón de un ministro de Scioli
En un país teñido por una ideología enrevesada, el ministro de Desarrollo bonaerense dijo que "Dios es justo" porque se inundó un barrio privado
3 de noviembre de 2014
Tal vez influido por una ideología enrevesada que trastocó valores en la Argentina, un ministro de Daniel Scioli quiso quedar bien vaya a saber con quién y terminó haciendo un papelón.

El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Eduardo Aparicio, afirmó que los daños sufridos en un barrio privado por la crecida de agua demostraban que "Dios es justo".

Así sumó una particular voz a la polémica desatada entre el sciolismo y el massismo sobre el rol de los countries y el nivel de las inundaciones como consecuencia del temporal.

Al comentar con un canal de televisión provincial la situación de Pilar y la inundación de un barrio privado, Aparicio consideró que "en un momento llega para todos".

"Dios es justo, de arriba nos mira a todos por igual", dijo.

El ministro sostuvo que el domingo recorrió con el secretario de Servicios Públicos, Franco Laporta, la localidad de Pilar, donde "también nos avisaban que un barrio de Pilar, importante, y estos barrios cerrados, también sufrió el anegamiento de agua, lo que quiere decir que en un momento llega para todos".

Aparicio aclaró luego que eligió una frase "desafortunada" para hacer referencia a las consecuencias del temporal que desde la semana pasada afecta a gran parte de la Provincia, entre otras regiones del país. "Quise decir que el temporal no distinguió entre clases sociales, que castigó a todos por igual y que el Gobierno asiste también a todos por igual", explicó el ministro y pidió disculpas por expresiones vertidas a la prensa esta mañana. "Ha sido una frase desafortunada, producto de varios días de trabajo incesante", dijo el ministro.