Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Logran posar a un robot sobre un cometa
En una hazaña para la era espacial, la Agencia Espacial Europea logró que un robot se posara sobre un cometa para hacer investigaciones
12 de noviembre de 2014
Por primera vez el hombre lograr posar a un robot sobre un cometa, en lo que se considera una hazaña espacial.

La misión Rosetta hizo historia, ya que el robot Philae logró adherirse al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko (también conocido como Chury), en lo que constituye una hazaña científica y tecnológica lograda por primera vez por el hombre. "Volamos juntos 10 años y ahora el Philae se fue y sigue solo", indicó Andrea Accomazzo, uno de los jefes de la misión Rosetta, cuando en la madrugada argentina el robot se separó exitosamente de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Después de una caída libre de casi siete horas, el Philae logró posarse sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El módulo, de 100 kilos de peso y tamaño similar a un lavarropas, descendió hasta el cometa y se ancló a él con arpones y tornillos.

Durante su descenso, los científicos sólo pudieron mirar, porque la enorme distancia con la Tierra --500 millones de kilómetros-- hizo imposible enviar instrucciones en tiempo real. Una animación realizada por la ESA mostró cómo fue el descenso. La misión era muy complicada porque había un 30% de probabilidades de que la sonda aterrizara en un lugar impropio, como una roca suelta o una ladera empinada. Hubo además otra complicación.

La ESA anunció temprano que el Philae no había logrado activar el sistema de descenso activo, que emplea un mecanismo de propulsión para evitar que la nave rebote en la superficie del cometa.

En su lugar, la agencia empleará tornillos de hielo y un sistema de arpones para asegurar la sonda. Varias horas más tarde, los controladores de la misión aplaudieron y se abrazaron cuando se confirmó la separación del módulo.

"Todos estamos encantados de que funcionara de forma impecable en los últimos minutos", dijo Accomazzo, director de vuelo de Rosetta. Y, finalmente, este contratiempo también pudo ser superado. El aterrizaje se produjo a las 13.03 hora argentina.

El cometa viaja entre las órbitas de Júpiter y de Marte. Mide unos cuatro kilómetros de diámetro, con una forma irregular, graciosamente semejante a la de un pato de juguete para la bañera.

Desde el 6 de agosto, la sonda se desplaza a escasos kilómetros del cuerpo celeste, que está a más de 450 millones de kilómetros de la Tierra, acompañándolo en su desplazamiento a medida que se aproxima al Sol.

El plan es que Rosetta y Philae acompañen después al cometa en su dirección hacia el sol, y se volverá más activo conforme se calienta. Empleando 21 instrumentos de medición, recogerán datos que los científicos esperan ayuden a explicar el origen de los cometas y otros cuerpos celestes.

El módulo Philae permitirá explorar directamente el núcleo del cometa, es decir la parte sólida que por el efecto de la radiación solar genera la "coma" o cabellera y deja una cola visible de gases y polvo. Pero la ESA dice quem incluso aunque el aterrizaje del robot no funcionara, la misión --que se lanzó en 2004 y costó 1.620 millones de dólares-- no será un fracaso: Rosetta podría realizar el 80% de la misión por su cuenta.

La sonda ya aportó información sobre los cometas desconocida hasta ahora: por ejemplo, pudo analizar a qué huele un cometa y también aportó la primera y espectacular selfie con un cometa.