Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Kicillof reclamó "un fuerte apoyo" al Grupo de los 20
El ministro de Economía, representante de la Argentina en la cumbre de Australia, pidió que exista "un instrumento internacional legal" para enfrentar a los fondos buitre
15 de noviembre de 2014
El ministro de Economía, Axel Kicillof , advirtió hoy en Australia que dentro del G-20 existe coincidencia en que es "mundialmente compleja" la actual situación económica, al tiempo que ratificó su confianza en que el foro internacional avanzará en la discusión de ponerles un freno a los fondos buitre y hacer viables los procesos de reestructuración de deuda.

Kicillof y el canciller Héctor Timerman mantuvieron un contacto con la prensa en el Centro de Convenciones de Brisbane, luego de participar de la primera sesión de la Cumbre del G-20.

La sesión se extendió por espacio de casi dos horas -comenzó a las 15.40 horal local (2-40 de la madrugada de Argentina) y finalizó pasada las 17.30.

Luego los jefes de Estado y líderes que participan de la Cumbre concretaron la tradicional "foto de familia".

En lo que respecta al tema fondos buitre, el titular del Palacio de Hacienda dijo que Argentina, como ya ha sucedido en varios foros internacionales, "espera tener todo el apoyo con la reestructuración de la deuda soberana".

Advirtió sobre la necesidad de que exista "un instrumento internacional legal" que permita a los países con problemas de deuda contar con un marco jurídico destinado a resolver el accionar de los "sectores más especulativos, de los fondos buitre".

En ese marco, Kicillof sostuvo hoy que la cuestión de la reestructuración de deuda "es uno de los temas" de la actual Cumbre del G-20, por el problema que representan los fondos buitre para los países endeudados que buscan poner en marcha sus economías para poder cumplir con sus compromisos.

Kicillof dijo que a nivel global existen "fallas de coordinación" que permiten la existencia de estos fondos altamente especulativos, así como de las guaridas fiscales, y que los países que integran este foro están en condiciones de encarar estas cuestiones con el objetivo de buscar una solución.

En lo que respecta a la economía global, Kicillof dijo que en el seno del G-20 existe coincidencia en que es "mundialmente compleja" debido a la falta de dinamismo de las exportaciones y por la retracción de las inversiones.

Por su parte, el canciller Timerman dijo que la actual Cumbre del G-20 es en la que más "se ha hecho hincapié en la necesidad de incrementar la demanda y la creación de trabajo digno" y en el que un mayor número de países reconocen que "las políticas de ajuste no han funcionado" para resolver las crisis.

"Si analizamos todos los G-20 desde 2008 hasta ahora, éste es donde más se ha hecho hincapié en la necesidad de incrementar la demanda, la creación de trabajo digno", subrayó el canciller.