Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La noche eterna del "Pequeño Gigante"
Se cumplen 60 años del triunfo de Pascual Pérez en Japón y la conquista del primer título mundial de boxeo para la Argentina
26 de noviembre de 2014
No fue un día más para del Deporte nacional y en especial para el boxeo argentino, aquel el 26 de noviembre de 1954 en el estadio Korakuen de Tokyo, el mendocino Pascual Pérez derrotó por puntos en 15 rounds en forma amplia al local Yoshio Shirai, le arrebató cinturón de los moscas y de esa forma obtenía el primer título mundial de boxeo profesional para Argentina.

De esta manera, alcanzó así el pedestal de leyenda y consolidándose en la memoria colectiva como, acaso, el más completo boxeador argentino de todos los tiempos.

El popular 'Pascualito', un muchacho humilde, el menor de nueve hermanos, que había nacido en Tupungato el 4 de mayo de 1926, agregaba de esta manera la corona mundial de los moscas a su ya colmada vitrina de trofeos, en la cual brillaba con más esplendor la medalla dorada obtenida en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948.

El fallo de los jueces fue terminante: 145-139, 146-134 y 146-139. Con ello se justifica la paliza que Pérez le propinó al japonés y las tres caídas que éste sufrió durante el combate.

A 'Pascualito' lo descubrió el técnico mendocino Francisco Romero quien fue su entrenador durante el amateurismo, pero sin dudas el legendario manager de origen húngaro, Lázaro Koci fue el que lo catapultó al mundo grande del boxeo.

En los Juegos de Londres 1948, Pérez obtuvo la medalla dorada en la categoría mosca al vencer por puntos al italiano Spartaco Bandinelli y la otra presea de oro lpara Argentina, la obtuvo el también mendocino Rafael Iglesias en división pesado.

Cuatro meses antes de esa pelea mundialista, entre el mendocino y Shirai, se habían enfrentado en el Luna Park y empataron en 10 rounds, por lo cual el boxeador cuyano se ganó el derecho de combatir por la corona que poseía el correcto púgil japonés.

Koci, quien era secundado por el técnico Felipe Segura, manejó la realización de aquella pelea del mendocino con habilidad, ya que la misma se iba a disputar el 10 de ese mes, pero en una sesión de guantes un sparring japonés le lesionó un tímpano a Pérez.

Esta dolencia complicó el panorama del argentino, quien tenía la costumbre de no colocarse el cabezal de protección durante los entrenamientos, pero Koci acordó efectuar la pelea dos semanas después.

Esa postergación le costó a Pérez la reducción en un 50 por ciento del monto de la bolsa que iba a cobrar, la cual estaba acordada en 2.000 dólares, por lo cual sólo recibió 1.000.

El combate lo dominó ampliamente Pérez, quien en el cuarto round, con un cruzado de izquierda al mentón, derribó a Shirai por cuatro segundos.

En el octavo asalto, al salir de un cuerpo a cuerpo, el cuyano dio un paso atrás, sacó otro cross de izquierda arriba y el nipón se fue al suelo. Sullivan le contó ocho y el 'gong' salvó al aguerrido púgil local.

Pérez tiró nuevamente a su rival en el 13er. capítulo, en esa oportunidad con un directo de derecha.

'Pascualito' defendió su corona en nueve oportunidades para forjar su leyenda. En su décima exposición, en 1960, en la ciudad tailandesa de Bangkok, fue derrotado por puntos por el local Pone Kingpetch.