Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El kirchnerismo en llamas por causas judiciales
Como nunca, sectores radicalizados del oficialismo salen a refutar en masa la investigación sobre bienes de Cristina. El diputado Kunkel hasta habló de "golpe institucional"
29 de noviembre de 2014
Podrá sonar exagerado hasta en boca de uno de los diputados más ultrakirchneristas, pero también refleja hasta dónde llegó la preocupación del oficialismo por la causa en la cual se investiga a empresas de la presidenta Cristina Fernández por posible lavado de dinero, que incluyen cientos de habitaciones vacías de hotel que figuran como contratadas.

Ya sin disimular la preocupacióin, el diputado Carlos Kunkel -leal hasta el fin del kirchnerismo- acusó al juez de la causa, Claudio Bonadio, de pretender "darle un golpe institucional a Cristina".

“Quieren darle un golpe institucional a Cristina”, denunció Kunkel sobre el accionar del juez Bonadio, quien investiga una empresa vinculada a la presidenta Cristina Kirchner.

Antes, desde el gobierno enviaron una advertencia al magistrado: le recordaron que en los '90 figuraba en la mítica 'servilleta' del entonces ministros del Interior, Carlos Corach, quien se jactaba de manejar jueces a su antojo.

En declaración a La Nación, Kunkel no tuvo dudas: "Están buscando lo que no pueden lograr a través de los procesos electorales, están buscando desestabilizar con otros sistemas”.

El legislador, que estuvo preso durante casi toda la dictadura militar y era considerado un duro de la Tendencia peronista, consideró que desde el oficialismo no fueron "duros” con el magistrado.

"Las nueve causas que tiene en el Consejo de la Magistratura no son ni duras ni blandas, son causas, y sus amigos de la corporación judicial han obstruido su tratamiento", apuntó.

Dijo que los cuestionamientos contra Bonadio vienen desde hace muchos años, "no empezaron ahora, hace veinte años que viene sumando irregularidades".

Lo curioso es que ahora los 'gurkas' del kircherismo se lanzaron a pedir su cabeza, como nunca antes.