Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Baja en naftas pero suben alimentos y transporte
Panorama complicado para el bolsillo de los ciudadanos y una tendencia a la inflación que no cede. La baja del combustible no alcanza para paliar otros aumentos
5 de enero de 2015
Por un lado hay rebajas y por el otro lado aumentos que golpean el bolsillos y no permiten equilibrar los costos, ese es el escenario con el empezó 2015 con la reducción del 5% en los combustibles, pero también muchos aumentos en alimentos, transporte e impuestos municipales y provinciales.

De esta manera, y con pocas expectativas de que el retroceso en el valor de naftas y gasoil vaya a provocar un efecto cascada en el resto de los bienes y servicios.

El dato más llamativo es sin dudas la baja del 5% en los surtidores, que se concretó entre el jueves y el viernes pasados. La rebaja es de una magnitud mucho menor que el retroceso que tuvo el barril de petróleo, que a nivel internacional acumuló durante 2014 una caída de casi 50%, pero igual no deja de ser una noticia positiva en una economía que cerró el año con una inflación en torno al 37 por ciento.

La baja en los surtidores, sin embargo, no alcanzó para frenar los aumentos en el transporte urbano en varias de las principales ciudades del interior del país, como Córdoba, Santa Fe, San Miguel de Tucumán o Posadas, que tuvieron subas en el boleto de colectivo que oscilan entre 20 y 25 por ciento.

El peso de los combustibles en el índice de precios al consumidor (IPC) no llega al 4%, con lo cual la baja del 5% tendrá un impacto en la inflación de enero del 0,2 por ciento.

Entre los analistas privados hay un consenso generalizado en que, a diferencia de lo que ocurre cada vez que aumentan la nafta y el gasoil, esta vez no habrá un traslado del cambio de precios a otros sectores de la economía y a lo sumo lo que se puede esperar es que no haya nuevos aumentos.