Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Brutal ataque terrorista en París: 12 muertos
Fue contra una revista que satirizó a Mahoma. Tres hombres entraron con fusiles y lanzacohetes. Las fuerzas de seguridad protagonizan una cacería humana paar detenerlos
7 de enero de 2015
El horror golpeó con toda su fuerza en Europa.

Al grito de "Alá es más grande", hombres armados atacaron en París los locales del semanario satírico Charlie Hebdo, matando a sangre fría a doce personas, entre ellas varias figuras de la redacción y el director del periódico, que había sido amenazado por publicar caricaturas de Mahoma.

Este atentado sin precedentes, el más cruento cometido en Francia en decenios, hizo pensar rápidamente en una venganza de los islamistas radicales contra el periódico que publicó en 20006 caricaturas del profeta Mahoma.

Los agresores parecieran haber seguido consignas dadas por el grupo Estado Islámico (EI), contra el cual Francia interviene militarmente en Irak.

La redacción del semanario, sorprendida en plena conferencia de redacción, fue diezmada. Cuatro de sus caricaturistas, Charb, Cabu, Tignous y Wolinski, sumamente conocidos en Francia, figuran entre los muertos, así como dos policías, uno de los cuales fue rematado a sangre fría cuando estaba herido.

El atentado causó asimismo once heridos, según un nuevo balance dado al final de la tarde por el fiscal de París a cargo de la investigación, François Molins.

El presidente François Hollande, que se trasladó inmediatamente al lugar, denunció un "atentado terrorista" y llamó a la "unidad nacional". Las banderas ondeaban a media asta en el palacio presidencial francés y en las dos cámaras del Parlamento.

"Sobre las 11H30, dos hombres armados con kalashnikov y un lanzacohetes irrumpieron en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo en el distrito XI de París. Un intercambio de tiros tuvo lugar con las fuerzas de seguridad", contó una fuente cercana a la investigación a la AFP.

Los agresores hirieron de bala a un policía mientras abandonaban el lugar de los hechos. Después agredieron a un automovilista y embistieron a un peatón con el coche robado.

Un periodista que trabaja en un local ubicado frente al de Charlie Hebdo describió "cuerpos en el suelo, charcos de sangre, heridos muy graves" al describir el dantesco escenario del atentado.

Según testigos citados por la policía, los agresores gritaron "¡Hemos vengado al profeta!" y "¡Hemos matado a Charlie Hebdo!" antes de emprender la huida.

Al salir de una reunión de crisis organizada por la tarde en el palacio presidencial por Hollande, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, indicó que "tres criminales" estuvieron implicados en atentado.

Se ha organizado todo para "neutralizar lo más rápidamente posible a los tres criminales que estuvieron en el origen de este acto bárbaro", dijo el ministro, sin precisar los papeles desempeñados por esas personas implicadas.

"Oí disparos, vi a gente encapuchada que huyó en un coche. Eran al menos cinco", declaró a la AFP Michel Goldenberg, un vecino que tiene su despacho en la calle Nicolas Apert, la misma que la sede de Charlie Hebdo.

Otro vecino, Bruno Leveillé, contó a la AFP que oyó "unos 30 disparos durante unos diez minutos".

En un vídeo del ataque, filmado por un hombre desde un tejado y publicado en el portal de la televisión pública francesa, se oye a un hombre gritar "¡Alá Akbar!" (Dios es el más grande) entre los disparos.

La revista Charlie Hebdo recibió amenazas en varias ocasiones desde que publicó caricaturas de Mahoma en 2006, desatando la ira de extremistas musulmanes.

En noviembre de 2011, la sede del semanario fue destruida por un incendio criminal, calificado de atentado por las autoridades de la época.

En 2013, un hombre de 24 años fue condenado a una pena de prisión condicional por haber instado por internet a decapitar al director del periódico después de la publicación de dichas caricaturas de Mahoma.

El primer ministro Manuel Valls decidió aumentar el plan de protección antiterrorista al nivel de "alerta atentados", el más alto posible, en toda la región parisina.

Se reforzó la protección de los medios de información, las grandes tiendas, los lugares de culto, los establecimientos escolar y el transporte.

Las medidas de seguridad fueron reforzadas también en las embajadas francesas.

La manera de actuar de los agresores, fría y determinada, muestra que se trata de hombres entrenados militarmente, según una fuente policial.

"Los autores de esos actos serán perseguidos tanto tiempo como sea necesario para que sean detenidos, juzgados y condenados", recalcó Hollande, instando a los franceses a "mostrar que somos un país unido".

Las reacciones indignadas se multiplicaron tanto en Francia como en el extranjero, y las condenas y los mensajes de solidaridad llegaron a Francia desde todo el mundo.

En Francia, las voces de la oposición se unieron a las de los socialistas en el gobierno en una condena unánime.

Decenas de miles de manifestantes se concentraron el miércoles en París y en varias ciudades francesas para expresar su solidaridad con Charlie Hebdo.

Más de 10.000 personas salieron a las calles en Lyon (centro-este) Y Toulouse (suroeste) según las estimaciones de las fuerzas del orden. En París más de 5.000 personas se concentraron en la plaza de la República, cerca de la sede del semanario.
Momento del ataque terrorista en París