Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Murió un actor de raza: Rod Taylor
Fue protagonista de más de 100 películas. Brilló en "Los Pájaros" y en la inolvidable "La Máquina del Tiempo". Su último film fue "Bastados sin gloria"
9 de enero de 2015
A los 84 años, por causas naturales, murió Rod Taylor, a quien el mundo del cine recordará para siempre por sus trabajos en "Los pájaros", de Hitchcock, y "La máquina del tiempo", dirigida por George Pal y basada en la novela de H.G.Wells.

Su última aparición en la pantalla grande fue en 2009, en "Bastardos sin gloria", de Quentin Tarantino, donde interpretó a Winston Churchill, papel con el que obtuvo un premio del Sindicato de Actores.

La muerte lo sorprendió en su casa, rodeado por sus seres queridos, y no le dio tiempo a celebrar el domingo próximo sus 85 años.

Nacido en Sidney, Australia, Taylor, comenzó la carrera actoral en su país, pero pronto partió a los Estados Unidos en busca de un mejor destino profesional. Apuesto, se ganó el sitio del galán y se convirtió en una estrella de Hollywood en los años '60. Allí compartió elencos con Bette Davis, Montgomery Cliff y Burt Lancaster, entre otras estrellas.

En 1960, le llegó la oportunidad de lucirse en el film de ciencia ficción "La máquina del tiempo". Tres años más tarde, junto a Tippi Hendren, puso su talento bajo la dirección de Hitchcock en "Los pájaros".

Disney también contó con Taylor: en la versión animada original de "101 Dálmatas", fue la voz de Pongo. En la televisión, trabajó en "Hong Kong", "Dos contra el mundo", "Mascarada" y "La caravana de Oregon".

Actualmente casado con Carol Kikumura. Taylor fue en su juventud un soltero muy codiciado. Tuvo romances con France Nuyen y Anita Ekberg. Estuvo casado con la modelo Peggy Williams desde 1951 hasta 1954.

Luego, con otra modelo: Mary Hilem, desde junio de 1963 a 1969, a quien conoció en una fiesta dada por su amigo Kirk Douglas. En 1964, ella lo hizo padre de Felicia, quien supo trabajar para la CNN Internacional. Conmovida por la muerte de su padre, Felicia declaró a "People": "Mi papá amaba su trabajo. Ser actor era su pasión. Consideraba a la actuación como un arte honorable y sin el cual no podía vivir".