Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
DAIA: "No se puede morir otro fiscal"
Julio Schlosser planteó sus "dudas" sobre la muerte de Nisman y reclamó investigar a fondo. "Queremos la verdad", dijo en Asteriscos Radio
22 de enero de 2015
El presidente de la DAIA, Julio Schlosser señaló que la muerte del fiscal Alberto Nisman "esta lleno de dudas" y pidió un pronto esclarecimiento, a la vez sentenció que en el país "no puede morir otro fiscal".

"La muerte de Nisman esta llena de dudas. Ni la fiscal Fein tiene claro lo que paso. Hay muchas dudas", dijo Schlosser en decalraciones al programa Asteriscos Radio en FM Concepto.

Luego de fuerte discurso que dio este miércoles en el acto que organizaron las entidades judías, agregó: "la situación es muy grave, esta el estado democrático en juego en este momento. No puede morir otro fiscal. No le hace bien a la República todo esto".

"No se pretende otra cosa que se aclare todo. Que no haya dudas. La muerte de un fiscal no puede dejar dudas", reclamó el dirigente judío en la entrevista radial.

Luego señaló que no le reclama a los dirigentes y funcionarios "respuestas" sino que como toda la sociedad solo quiere "la verdad".

En la charla por FM Concepto 95.5, Schlosser contó que la última vez que lo vio a Nisman fue el jueves pasado, y lo encontró con "mucho entusiasmo".

"La última vez que lo vimos, nunca me dio la imagen de un hombre que se quisiera suicidar", afirmó, y en ese contexto, agregó. "Tenemos que investigar porque un tipo que no tenia motivos para suicidarse, lo hace. Hay que saber la verdad"

Antes de la entrevista con Asterisco Radio, el dirigente de la DAIA encabezzó ela cto en reclamo de justicia en la puerta de la AMIA, donde honraron al fiscal Alberto Nisman en un acto que concluyó con un discurso crítico al kirchnerismo, mientras que desde el público le gritaron "asesina" a la presidenta Cristina Fernández.

Sobre la puerta de la mutual judía primó el pedido de "justicia" ante referentes opositores del Frente Renovador, el PRO y la UCR que se ubicaron en primera línea.

Los carteles de "Yo soy Nisman", "Justicia" y "Asesinos" sobresalían desde la puerta de la AMIA y se percibía un clima hostil al Gobierno. Cada vez que el titular de la mutual, Leonardo Jmelnitzky, y su par de la DAIA, Julio Schlosser, hablaron de la "muerte" del fiscal en sus discursos, el público respondía "asesinato". También los gritos apuntaron a la Presidenta y hubo algunos que exigieron la renuncia del canciller Héctor Timerman.

Tanto a la jefa de Estado como al ministro, Nisman los imputó por supuesto encubrimiento a los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

El primero en hablar fue Jmelnitzky quien leyó un discurso sin menciones al Gobierno. Al titular de la AMIA solo lo interrumpieron cuando recordó a los "85 asesinados con la explosión de la bomba". El público lo interrumpió y vociferó que Nisman es la víctima 86 del atentado.

El acto sumó el apoyo de la oposición y alimentó los rumores de un posible acuerdo electoral entre el PRO y la UCR cuando llegaron juntos el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri y el senador Ernesto Sanz, titulares de cada fuerza. A su vez, el precandidato a presidente del Frente Amplio Unen, Julio Cobos, estuvo cerca del diputado Ricardo Alfonsín: ambos rechazan un acuerdo con Macri.

En tanto que el Frente Renovador estuvo representado por su precandidato a Gobernador de Buenos Aires, Francisco de Narváez, y los diputados José de Mendiguren, Adrián Pérez y Darío Giustozzi.

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota; el gremialista Gerónimo Venegas y el titular de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere también participaron de la convocatoria por la "Verdad y la Justicia". En un clima tan adverso al Gobierno, el oficialismo no envió ningún representante al acto