Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los empleados de la ex SIDE pasarían a la AFI
El proyecto del gobierno enviado al Senado para el cambio de la SIDE establece que "El personal mantendrá sus respectivos niveles, grados y categorías", dice el escrito
30 de enero de 2015
Según el proyecto que el Poder Ejecutivo envió al Senado, "la totalidad del personal" que formaba parte de la Secretaría de Inteligencia (SI) pasaría a la nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Así lo determina en el capítulo 1 del Título II del proyecto, en el que se dispone la disolución de la SI. "Disuélvase la Secretaría de Inteligencia y transfiérase la totalidad del personal, bienes, activos y patrimonio a la Agencia Federal de Inteligencia con excepción de los bienes afectados a la Dirección de Observaciones Judiciales, que serán transferidos al Ministerio Público.", dice el escrito.

En el mismo punto detalla: "El personal mantendrá sus respectivos niveles, grados y categorías de revista escalafonarios, sin perjuicio de la asignación de nuevas funciones derivadas de los sustanciales cambios previstos en esta ley".

El proyecto fue anunciado luego de la muerte del fiscal Alberto Nisman , que había presentado una denuncia que involucraba a la Presidenta en un presunto pacto para exonerar a los iraníes acusados por el atentado a la AMIA

La convocatoria para tratar el proyecto en febrero fue publicada hoy en el Boletín Oficial. En cadena nacional, durante el anuncio de la disolución de la SI, la presidenta Cristina Fernández indicó que el Ejecutivo designará un director y subdirector para la AFI, que deberán ser aprobados por el Senado.

El proyecto establece también que "el cese de ambos funcionarios podrá ser dispuesto por el Poder Ejecutivo".

Además se determino la transferencia del sistema de escuchas telefónicas a la Procuración General de la Nación, hecho que despertó varias críticas de la oposición.