Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Murió el ilusionista René Lavand
El creador de la mítica frase "No se puede hacer más lento" falleció en la clínica Chacabuco de Tandil. Tenía 86 años y estaba enfermo
7 de febrero de 2015
El ilusionista argentino René Lavand, quien por su talento adquirió fama a nivel mundial, murió a los 86 años este sábado a las 8:30 en la clínica tandilense Chacabuco, donde estaba internado por un cuadro de neumonía, según informó el diario La voz de Tandil.

Con la frase "no se puede hacer más lento" logró conquistar al público durante sus asombrosas presentaciones.

Su nombre verdadero era Héctor René Lavandera y nació el 24 de septiembre de 1928. A pesar de la falta de su mano derecha, tenía una técnica asombrosa para el manejo de las cartas. El mismo no se consideraba un mago, sino que se definía como "lentidigitador", es decir, un ilusionista con manejo de dedos lento.

"La única misión del artista es convencer al mundo de la verdad de su propia mentira. No hay artista sin estilo y yo creo que logré añadir belleza al asombro al arrimarle al ilusionismo una dosis de poesía y dramatismo", declaró Lavand sobre su oficio.

Debutó en Buenos Aires en la década del 60 en los teatros Tabarís y El Nacional. En la televisión participó del programa El show de Pinocho con Juan Carlos Mareco. En 1961, a través de los shows de TV estadounidense de Ed Sullivan y Johnny Carson, deslumbró a millones de televidentes.

A partir de 1962, comenzó a trabajar en Nueva York y paralelamente actuó en teatros y programas mexicanos. Paulatinamente, continuó conquistando todo el continente americano, hasta que en 1983 llegó a Europa, tras ser descubierto por maestros españoles Tamariz Martel, Arturo de Ascanio y Navaz, quienes le abrieron las puertas para los públicos europeos y asiáticos.

Además de las giras mundiales, también ha realizado seminarios, academias para especializados, conferencias. Publicó cinco libros de técnicas para especialistas en varios idiomas y un libro de anécdotas. En el cine participó en la película El oso rojo (2002).