Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Siguen sin hallar pólvora en mano de Nisman
Volvió a dar negativo el barrido electrónico. Un secretario de la Fiscalía de Instrucción viajó a Salta para garantizar la cadena de custodia y un perito de Arroyo Salgado fiscalizó
10 de febrero de 2015
Otro barrido electrónico estudiado en un laboratorio de alta tecnología en Salta no pudo hallar restos de pólvora en la mano del fiscal Alberto Nisman, lo cual sigue tendiendo dudas sobre si se suicidó.
El estudio microscópico reeditado para determinar si Nisman tenía o no restos de la deflagración de un disparo en sus manos volvió a dar negativo en los laboratorios de Salta.

Tal como ya había sucedido con un primer peritaje realizado por la Policía Científica bonaerense, expertos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Salta tampoco hallaron restos de bario, antimonio y plomo, los tres elementos que se desprenden de la deflagración de un disparo de arma de fuego.

Durante el peritaje se volvieron a analizar las mismas muestras tomadas por los peritos de la Policía Federal de las manos de Nisman y fueron introducidas al microscopio "Zeiss 6" de última generación.

El propio secretario de la Fiscalía de Instrucción 45, Bernardo Chirichella, viajó especialmente a Salta para llevar personalmente las muestras sin violar la cadena de custodia y presenciar el peritaje.

También fiscalizó el estudio Daniel Salcedo, uno de los peritos de parte designado por la querella de la ex mujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado.

El peritaje conocido como Microscopio Electrónico de Barrido (MEB) es una tecnología de avanzada que existe en Argentina desde hace seis años y detecta plomo, bario y antimonio que provienen del fulminante al momento de producirse un disparo, éste se pulveriza por el calor y la temperatura y se volatiliza adhiriéndose a la mano del tirador. El MEB es lo más moderno que se utiliza en el mundo para determinar presencia de pólvora y restos del fulminante del cartucho y superó al "dermotest" y a la absorción atómica, métodos que dan falsos positivos con otras sustancias.