Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Papelón de Cristina al hablar sobre el tren
Hizo un paralelismo entre una madre cuyo hijo se tiró abajo del tren y el hecho de que ahora otro se haya ganado un auto por viajar en el ferrocarril. Patinada sin freno
10 de febrero de 2015
Avida por mostrar los 'avances' brindados por su gobierno, la presidenta Cristina Fernández trazó hoy un dudoso paralelismo que la dejó mal parada -otra vez- en twitter, al lanzar una desafortunada frase sobre la familia que ganó un auto 0km gracias a la SUBE.

Uno de los hijos de la familia se suicidó tirándose abajo de un tren. Cristina sostuvo que el ferrocarril esta vez le dio una "enorme satisfacción" a su madre.

Fue cuando contó que la mujer también “perdió otro hijo de 15 años en el 2012” porque “se tiró abajo del tren”.

“Dice que las vueltas de la vida hacen que hoy sienta alegría porque el tren le dio una enorme satisfacción a otro de sus hijos”, afirmó.

La presidenta a cara lavada en Casa Rosada a la familia Cuenca, ganadora de un auto 0Km por medio del sorteo de que realiza la tarjeta SUBE. La jefa de Estado contó el evento en Twitter, pero hizo un desafortunado comentario sobre el suicidio de uno de los hijos, que se suma al curioso relato sobre "La Cámpola, el aloz y el petlóleo" en China.

“Ayer pude, por fin, pude volver al despacho de la Casa Rosada, luego de la fractura de tobillo. Como siempre trabajo y más trabajo, reuniones, decisiones, firma, etc. Pero lo mejor llegó al final de la jornada, entrada la noche, cuando Florencio Randazzo subió a mi despacho en compañía de Diego Ramón Cuenca, el ganador de este mes de la SUBE. Ya sabés, todos los meses se sortea un 0KM”, tuiteó.

Anunció que que el joven ganador estuvo acompañado de “toda su familia” y pasó a describir como es la vida de cada uno de ellos. “Diego, 28 años, trabaja en una fábrica de helados y hacía 3 años que ahorraba para comprarse un auto usado. Estudia profesorado de historia en el IES N°1 (Alicia Moreau de Justo). Nos contó que de chico iba a la escuela secundaria en bici porque no tenía para pagar el boleto del micro. El 18 de enero iba en el tren 0Km a Tigre (Línea Mitre) a tomar una clase de kayak. Ni bien se subió le avisaron que la clase se suspendía. Si le hubiesen avisado 10 minutos antes no tomaba el tren, y hoy no se hubiera ganado el 0KM”, empezó.

“Pero Diego no vino solo. Lo acompañó toda su familia. Sus padres y sus 4 hermanos. El papá, Teófilo, trabajó desde los 18 años de albañil. Está jubilado desde el 2009, cuando se permitió a trabajadores de la construcción jubilarse a los 55. Le dicen ampliación de derechos viste? La mamá, Gladys, como lo hizo toda su vida, trabaja en casas de familia. Hoy cuida a una señora de 94 años. Dice que las condiciones de empleo cambiaron mucho a partir de las decisiones que ha tomado este Gobierno.Está en blanco, tiene obra social. ¿Sabés que me dijo? Que ganó dignidad. Muy fuerte”, prosiguió.

Fue en ese momento cuando la Presidenta aprovechó para comentar la “dura historia de la familia”. “Gladys es madre de 7 hijos. Perdió uno de 35 años que murió en 2009 del corazón. Lo había criado como madre soltera mientras trabajaba como empleada cama adentro”, comenzó.

El papelón se produjo cuando contó que la mujer también “perdió otro hijo de 15 años en el 2012” porque “se tiró abajo del tren”. “Dice que las vueltas de la vida hacen que hoy sienta alegría porque el tren le dio una enorme satisfacción a otro de sus hijos”, afirmó.