Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno no para de atacar a Nisman
El secretario General de la Presidencia dijo que el fiscal tenía "mucha fantasía" y le gustaba jugar "al heroísmo". Criticó a los medios por "usarlo"
23 de febrero de 2015
El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, volvió a descalificar la figura de Alberto Nisman, luego de conocerse que el fallecido fiscal tenía preparado un escrito en el que pedía que que Irán extradite a los ex funcionarios de ese país acusados de planificar y ejecutar el ataque a la AMIA, para ser presentado ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

"Hay un empeño denodado en querer exhibirnos a un héroe cuando en realidad nos encontramos con una personalidad de fantasía que no ha dejado de jugar al heroísmo", lanzó Aníbal en su sitio web.

Esta mañana, el diario La Nación publicó que en la caja fuerte de Alberto Nisman existe un escrito, firmado por el fiscal, con el que buscaba la manera de forzar al régimen de Teherán a entregar a los ex funcionarios que tienen pedido de captura de la Interpol.

Nisman imaginó que una manera de forzarlos a presentarse era darle intervención al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Irán integra el organismo internacional como país miembro.

"Un juez no puede (mucho menos un fiscal) formular pedido alguno a otro sujeto de derecho internacional como la ONU", se quejó Aníbal Fernández esta mañana.

La presentación ante el Consejo de Seguridad debería ser realizada por un Estado, no puede hacerla el Ministerio Público Fiscal de manera independiente. Si el Estado argentino se negaba hacerlo, (ya había recibido una negativa de Carlos Zannini un año atrás) bien podrían haber promovido esta iniciativa Israel o el propio Estados Unidos. Ambos países colaboraron con la investigación de Nisman, sus servicios aportaron pruebas contra los iraníes buscados y avalaron las conclusiones del fiscal.