Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Stiuso dijo que el gobierno conocía las escuchas
Lo afirmó en su declaración ante la fiscal Fein y aseguró no conocer el departamento de Le Parc ni a Lagomarsino. El ex espía apuntado por el gobierno se fue de la Argentina
25 de febrero de 2015
Antonio "Jaime" Stiuso, el espía echado de la Secretaría de Inteligencia por el gobierno, declaró que la Casa Rosada estaba al tanto de las escuchas sobre la causa AMIA en poder del fallecido fiscal Alberto Nisman, al declarar ante la fiscal Viviana Fein.

Stiuso, quien se fue de la Argentina por temor a que lo maten, tenía agendado a Nisman como “Ministro” en su teléfono celular.

Así lo declaró ante la fiscal que instruye la causa por la muerte del fiscal especial de AMIA muerto cuatro días después de haber denunciado penalmente a la Presidenta de la Nación.

En su declaración, el ex espía aseguró que no conocía el departamento del fiscal en la torre Le Parc ni a Diego Lagomarsino, quien era empleado de la fiscalía de Nisman.

Además, el ex agente declaró ante Fein que la cúpula de la SIDE estaba al tanto de lo que se decía en las grabaciones que después usó Nisman para acusar a la Presidenta por encubrimiento a iraníes acusados por el atentado a la AMIA de 1994.

En la agenda de contactos del celular de Stiuso, el fiscal no figuraba con su nombre sino que se leía “Ministro” cuando lo llamaba el entonces titular de la Unidad AMIA. Así quedó registrada una llamada perdida a las 18.25 del día previo a su muerte, a la que Stiuso aseguró no haber contestado porque tenía el aparato en modo silencioso.

Según Página/12, Stiuso usó frases como, de haber sabido lo que iba a plantear, “le hubiera aconsejado otra cosa”, pero simultáneamente se reconoce como proveedor de información de Inteligencia y contó que se reunían en forma permanente.

Y afirmó que el contenido de las escuchas en las que se basó Nisman para pedir las indagatorias también era conocido por el entonces jefe de los espías, Héctor Icazuriaga, y su número dos, Francisco Larcher.

Stiuso le aseguró a la fiscal que la última vez que habló con Nisman fue para Navidad y la última que se vieron fue a fines de octubre.

Dijo que conoció a la familia, que fue a una reunión social en un country, y que con su ex esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, también trabajó por pedido de ella cuando le “requirió colaboración en alguna causa judicial”, que no dijo cuál era.

La Nación publica que Stiuso declaró bajo juramento que la cúpula de la Secretaría de Inteligencia conocía de antemano el contenido de las escuchas que Alberto Nisman usó en su denuncia contra la Presidenta.

Sin embargo, Stiuso sostuvo que no tenía idea de que con esas intervenciones telefónicas Nisman planeaba acusar a Cristina Kirchner por un supuesto encubrimiento del atentado en la AMIA.

Fue entonces cuando relató que un teléfono de su flota, en el que sí aparece registrada una comunicación de más de diez minutos con Nisman, no lo usaba él, sino otro ex jefe de la SI, Alberto Massino. Según Stiuso, Massino "también tuvo conocimiento del trabajo que estaba preparando el doctor Nisman en base a las escuchas", porque "todo lo relevante que salía" de esas grabaciones se lo derivaban a su dirección.

“Así como para Nisman la causa AMIA fue la razón de su vida, para mí también lo fue", declaró. Contó, además, que se reunían "exclusivamente" ellos dos, siempre en el despacho de Stiuso de la SI, en el piso 7° de 25 de Mayo 11. "Nos juntábamos a ver cómo la llevábamos adelante", dijo, en referencia a la investigación del atentado. Stiuso buscaba material, se lo entregaba y Nisman "le daba la entidad probatoria que consideraba".

En su audiencia con Fein, Stiuso reveló además que la Secretaría de Inteligencia le había dado un teléfono a Nisman para que lo usara en un "viaje a Europa", pero dijo no recordar el número de esa línea.

La declaración está volcada en cuatro hojas donde cuenta que es ingeniero en electrónica, que está divorciado y que entró en la SIDE en diciembre de 1972, "con 18 o 19 años", como contratado "en carácter de administrativo".