Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Aníbal F: "Lagomarsino debería estar detenido"
El jefe de Gabinete volvió a apuntar contra el técnico informático. Resaltó que es “la persona que aportó el arma” de la que salió el disparo que mató a Nisman
7 de marzo de 2015
El jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, volvió a apuntar hoy contra el técnico informático Diego Lagomarsino, al señalar que “quien aportó el arma” de la que salió el disparo que mató al fiscal federal Alberto Nisman “en cualquier país del mundo estaría detenido”.

Al volver a tomar distancia de la pericia de parte presentada por la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, Fernández recordó que en la investigación que lleva adelante la fiscal Viviana Fein “se imputa y marca a una sola persona que es Lagomarsino” por entregarle la pistola de donde salió el proyectil que mató al funcionario.

El ministro coordinador insistió en la postura que desde un principio viene sosteniendo de la Casa Rosada: “En cualquier lugar del mundo estaría detenido quien aportó el arma por la que encontró la muerte el doctor Nisman”, advirtió.

Por otra parte, estimó que “tendrán que reunirse” para conciliar sus análisis los peritos de parte y oficiales. A juicio de los peritos contratados por la querella, a Nisman “lo mataron” y, en contradicción con la evaluación del cuerpo forense que depende de la Corte Suprema, Nisman fue movido del lugar donde fue encontrado por las autoridades y no presentaba “espasmo cadavérico” ya que hubo “agonía”.

“Las conclusiones que Arroyo Salgado dice contrastan con las acciones llevadas a la práctica por los peritos forenses (oficiales), que no han actuado con fotos y videos como los peritos de parte han actuado, sino sobre el cuerpo”, recalcó.

Fernndez volvió a subrayar “el mayor de los respetos” que tiene por los peritos oficiales, aunque fue conciliador con los representantes de la querella: “Los fiscales de parte son gente que también me merece respeto. (Las diferencias) tendrán que dirimirlas entre ellos”.