Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En medio de tensión, UCR votó acordar con PRO
En lo que el kirchnerismo ya está calificando como "la nueva Alianza", Sanz logró imponer su propuesta de un gran acuerdo nacional con Macri en la Convención Nacional del radicalismo
15 de marzo de 2015
En lo que el kirchnerismo ya trata de instalar como "una nueva Alianza", la Convención Nacional de la UCR votó a favor de la propuesta de Ernesto Sanz de sellar un acuerdo nacional con el PRO de Mauricio Macri y la Coalición Cívica de Elisa Carrió, para "vencer en las próximas presidenciales".

Fue en medio de griteríos y tensiones en las afueras del Teatro Español, donde jóvenes militantes atacaron a dirigentes.

Por mayoría de convencionales, el senador mendocino se quedó con la postulación presidencial del espacio, ya que Cobos había anticipado que si se aprobaba la idea del senador, él no sería candidato.

La votación resultó 186 a 130 e incluye flexibilizar los acuerdos provinciales para que los precandidatos a gobernadores puedan ir con varios postulantes nacionales.

Los puntos de contacto con la Alianza conformada entre la UCR y el Frepaso en 1998, que llevó al poder a Fernando de la Rúa y terminó en la debacle de diciembre de 2001, con inevitables y el gobierno ya se ocupa de decirlo a viva voz.

Los senadores nacionales Gerardo Morales y Luis Naidenoff le gritaron "traidor" al dirigente Federico Storani, luego de que éste alentara la postulación de Sanz. Militantes radicales contrarios a Sanz, de la Juventud Radical, la Franja Morada y La Cantera, se apostaron en la puerta y arrojaron una bengala encendida hacia adentro, cuando comenzaban a salir los convencionales.

El dirigente Enrique "Coti" Nosiglia fue atacado a botellazos, golpes e insultos.

Sanz subrayó que no quiere "ser el vice de nadie", al rechazar la acusación de sus rivales internos sobre su supuesta idea de integrar la fórmula del jefe de Gobierno porteño en las próximas elecciones presidenciales. "Yo quiero ser el candidato a presidente de mi partido, aunque no mida en las encuestas", destacó, desatando los aplausos de su sector dentro del teatro y la bronca de los militantes cobistas que coparon las inmediaciones del lugar.

Luego, Cobos tuvo su chance y tras recalcar la necesidad de fortalecer el Frente Amplio Unen, dijo que estaba dispuesto a "acompañar" a Sanz.