Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Rosada ya ataca la alianza PRO-UCR
Preocupados por el impacto político de la jugada, los funcionarios salieron a tratar de emparentar el acuerdo con lo que fue la Alianza en 1999
16 de marzo de 2015
La decisión de la Convención Nacional de la UCR de impulsar un acuerdo electoral con el PRO pegó en la línea de flotación de un kirchnerismo que no se resigna a dejar el poder el 10 de diciembre próximo.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, la calificó de "una alianza con objetivo electoral y sin contenido político".

Advirtió que el acuerdo político sellado entre el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica constituye una alianza “con objetivo electoral y sin contenido político” entre quienes representan a la “derecha espantosa” de la Argentina.

Señaló que ese tipo de acuerdos puramente electorales, “los fracasos son recontra anunciados” dado que se se trata de un entendimientos basado en la intención de “hacerse del gobierno” aun cuando “las diferencias” entre ellos “son fenomenales”.

Dijo que que la coalición con la que el PRO, la UCR y la Coalición Cívica es una “entente con lo más rancio de la derecha argentina que representa los derechos más impopulares de la gente de a pie”.

Comparó a esta construcción con la de la Alianza UCR-Frepaso que accedió al poder en 1999 con el radical Fernando De la Rúa como presidente al afirmar que “la historia vuelve a repetirse con una nueva alianza con objetivo electoral que ya no tiene contenido político”.

Señaló que el titular del Comité Nacional del radicalismo, Ernesto Sanz, principal impulsor dentro del partido de la alianza con el PRO de cara a los próximos comicios, “representa la más rancia derecha conservadora”, mientras que a Elisa Carrió la definió como una “Juana de Arco moderna”.

Para Fernández, los dirigentes opositores hallaron “un fronting que, otra vez, es un jefe de la ciudad de formación conservadora, obnubilado por el neoliberalismo que tampoco tiene luces”, en referencia a Mauricio Macri, a quien, de este modo, comparó con Fernando De la Rúa. “La historia vuelve a repetirse con una nueva alianza con objetivo electoral, que ya no tiene contenido político”, dijo el jefe de Gabinete.

Consideró estar en presencia “de un experimento entre conservadores, neoliberales y con pocas luces, que van a poner 160 años de construcción en riesgo”, y consideró que “ni entre ellos son respetados”.

“Sólo es un acuerdo político para tratar de ganarle al otro”, definió el jefe de Gabinete en su diálogo con los periodistas al ingresar esta mañana a la Casa de Gobierno.

Fernández dijo no creer que el radicalismo “esté muy convencido de lo que está sucediendo” dado que se trata de un partido que nació “para ser un partido nacional y popular”.

“Pensar que Sanz o Carrió, porque a Macri lo doy por descontado, pueden ser los que piensen la política en grande pone una fuerte cuota de preocupación. Se trata de un gesto para ver si pueden hacerse del gobierno, pero las diferencias entre ellos son fenomenales”, opinó Aníbal Fernández.

El sábado, en el marco de la Convención Nacional que el radicalismo celebró el la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, se impuso el sector que propiciaba un acuerdo electoral con el PRO de cara a las elecciones presidenciales, encabezado por el precandidato presidencial y titular del partido, Ernesto Sanz.