Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La deuda, otra pesada herencia K
Las obligaciones con los acreedores en realidad superan en unos U$S 25.000 millones a la informada por la presidenta Fernández. Otra 'bomba'
23 de marzo de 2015
Néstor Kirchner canceló en forma anticipada la deuda con el FMI para librarse de sus controles y 'recomendaciones', y lanzó un canje de bonos que logró una quita enorme sobre obligaciones que reportaban intereses de usura, pero fue tal el nivel de gasto público que vino después, en especial durante el gobierno de su esposa, Cristina Fernández, que el problema sigue siendo mayúsculo y lo heredará la próxima administración. Los datos surgen de un informe elaborado por CIFRA, un centro de estudios vinculado al oficialismo que depende de la CTA alineada con la Casa Rosada y conducida por Hugo Yasky.

Allí se explica que el próximo gobierno deberá enfrentar “importantes vencimientos de deuda” pública externa, que duplican las cifras que informó Fernández en su última Asamblea Legislativa, al sostener que en 2015 los vencimiento de deuda en moneda extranjera son de U$S 9.132 millones y 1.664 millones en moneda nacional.

Precisó también que en 2016 pasamos a U$S 2.564 millones y apenas 1.126 millones en moneda nacional, en 2017 a U$S 8.596 millones y 1.900 millones en moneda nacional, y en 2018 U$S 1.782 millones; 2019 U$S 2.361 millones y cada vez menos hasta 2033.

Pero CIFRA hizo otros cálculos, sobre la base de datos del Ministerio de Economía: excluyendo vencimientos del Tesoro con el Banco Central (por el pago al FMI), estima que en 2016 los vencimientos son de U$S 8.827 millones, en 2017 16.145 millones de dólares, en 2018 10.742 millones y en 2019 8.234 millones. A esto se suma en problema con los bonistas que no entraron al canje.

Entre 2016 y 2019 entre los números de CIFRA y los cálculos presidenciales hay una diferencia superior a los U$S 25.000 millones.

La explicación de esa 'diferencia' estaría en que Fernández no tomó en cuenta en sus cálculos la deuda del gobierno con el Banco Central, la ANSeS, otros organismos públicos, ni los vencimientos con organismos internacionales, como el Banco Mundial y el BID.

Es que en la lógica kirchnerista, esas obligaciones se arreglarán con más emisión de pesos, que presionan sobre la inflación, o, directamente, serán una "pagadios".

En cifras La deuda externa pública y privada total ascendió a 147.457 millones de dólares al cierre de 2014 con un aumento de 6.366 millones respecto al año anterior, según el INDEC.