Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los últimos minutos del avión mortal
En un intento desesperado, se escucha que el comandante de la nave trata de abrir la cabina a hachazos mientras la gente grita. De terror
27 de marzo de 2015
El avión de la muerte de Germanwings estrellado a propósito por el copiloto contra los Alpes franceses fue una película de terror para el resto de la tripulación y los pasajeros.

Según se puede deducir de lo escuchado en la caja negra, el comandante y el resto de la tripulación intentó abrir a hachazos la cabina cuando comprendieron que el copiloto la había cerrado en forma deliberada y descendía la aeronave en dirección hacia la montaña.

Una portavoz de la compañía alemana Germanwings confirmó a Bild que en los aviones A320 hay un hacha "porque forma parte del equipo de seguridad". La Fiscalía de Marsella reveló el final estremecedor para esta tragedia aérea al informar que había sido el copiloto del avión, un alemán de 28 años con aparentemente problemas psicológicos, quien "intencionalmente" lo destruyó matando a otras 149 personas.

"Existió una voluntad deliberada de destruir el avión", dijo el fiscal de Marsella, Brice Robin, al difundir el contenido de la última media hora de grabación de la caja negra encontrada en la zona de la tragedia, con los sonidos y diálogos sucedidos en la cabina de pilotaje.

En la grabación se escucha que el copiloto se queda solo en la cabina porque aparentemente el piloto va al baño.

En ese momento bloquea la puerta de la cabina y manipula los botones del "flight monitoring system" para accionar el descenso del aparato.

"Esa acción que no puede ser otra cosa que voluntaria", informó el fiscal.

El piloto llama para que el copiloto le abra la puerta. Primero suavemente, después con energía y luego, desesperado, convoca a miembros de la tripulación y tratan de derribar la puerta, blindada para impedir actos de terrorismo.

Pero ninguno pudo lograrlo y el avión termina estrellándose contra los Alpes, con su saldo trágico.