Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Copiloto del Airbus: "Un día todos me conocerán"
El hombre acusado de provocar la catástrofe que costó la vida de 150 personas le había dicho a una ex novia que un día haría "algo que cambiará el sistema". Aterrador testimonio
28 de marzo de 2015
La tragedia del Airbus que le costó la vida a 150 personas va dejando detalles que hielan la sangre.

El copiloto de Germanwings, Andreas Lubitz, acusado de estrellar en forma deliberada el avión contra los Alpes franceses, había dicho: "Un día haré algo que cambiará el sistema y todos conocerán mi nombre".

Lo reveló una mujer que dice haber sido novia del copiloto, que también confirmó que se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico.

La mujer dijo que más de una vez le había dicho que haría algo por lo que todo el mundo lo conocería, según una entrevista publicada por el periódico alemán Bild.

Se trata de una azafata de vuelo de 26 años identificada sólo como Maria W para proteger su identidad. "Cuando me enteré del accidente, recordé una y otra vez una frase que él decía", dijo al Bild la mujer: "'Un día haré algo que cambiará el sistema, y entonces todo el mundo conocerá mi nombre y lo recordará'".

La joven señaló que "en la intimidad era muy tierno, una persona que necesitaba ser querida. Era una buena persona, que podía ser tan dulce, y regalaba flores".

"Siempre hablábamos mucho de trabajo y entonces se convertía en otra persona, se alteraba por las condiciones en las que tenemos que trabajar: poco dinero, miedo por el contrato, demasiada presión", reveló.

La mujer dijo que se separó de él porque cada vez tenía más claro que "tenía problemas".

"De repente perdía los estribos durante una conversación y me gritaba. Yo tenía miedo. Una vez incluso se encerró durante un buen rato en el baño", señaló.

También dijo que Lubitz sufría pesadillas y se despertaba por la noches gritando que se iban a estrellar.

"Sabía ocultar muy bien ante los demás lo que le pasaba realmente. De su enfermedad nunca habló mucho, sólo que estaba en tratamiento psiquiátrico", dijo. En un caso que hiela la sangre, las autoridades alemanas dijeron haber encontrado partes de baja médica rotos que indicaban que el piloto sufría una enfermedad que le debería haber dejado en tierra el día de la tragedia.

Germanwings, la aerolínea de bajo costo de Lufthansa, informó que el piloto no envió ningún parte de baja médica en ese momento.

Pero tampoco se halló una carta de despedida que manifestara la intención del piloto de estrellar el avión que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf.

Según la fiscalía, los documentos incautados apoyan la tesis de que el joven "ocultó su enfermedad a su empleador y a su entorno profesional". Pero las dudas continúan.