Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
¿Máximo K tuvo cuentas en EEUU e Islas Caimán?
Lo afirma una investigación de la revista brasileña Veja y sostiene que las compartía con la ex ministra Nilda Garré y su hija, y que en abril de 2010 superaban los u$s 60 millones
30 de marzo de 2015
El hijo de la presidenta, Máximo Kirchner, habría sido cotitular junto a la ex ministra de Defensa Nilda Garré de millonarias cuentas en Estados Unidos e Islas Caimán, publicó la revista brasileña Veja.

Los datos fueron obtenidos a través de un especialista norteamericano en investigaciones del sector financiero y lavadi de dinero, e incluyen los números, fechas de apertura y saldos que habrían tenido hacia 2010 esas supuestas cuentas, que en total contabilizan más de u$s 60 millones.

“La primera cuenta, número 00049859852398325985, fue abierta en octubre de 2005 en el Felton Bank, un banco estadounidense, a nombre de la empresa Business and Services IBC, con sede en el paraíso fiscal de Belice”, según Veja, que menciona como titulares a Garré, Máximo y al ex diputado provincial de Santa Cruz Henry Olaf Aaset, quien era abogado de los Kirchner y luego se distanció.

Aaset fue uno de los creadores de Compromiso K, el think tank kirchnerista formado a comienzos de la gestión del ex presidente y liderado por Carlos Zannini.

Aaset -un personaje poco conocido- llegó a acusar al ex presidente Néstor Kirchner de ser “el Robin Hood al revés”, porque “le robaba a los pobres para darle a los ricos”, luego se amigó, hasta convertirse en su abogado, y finalmente dejaro de hablarse hasta la muerte del ex presidente.

Veja asegura que el primer depósito en la cuenta fue hecho desde Caracas y el saldo en abril de 2010 era de u$s 41,7 millones. Pero además cita otra cuenta, número 0004496857463059686359385, supuestamente abierta en diciembre de 2006 desde Luxemburgo en el Morval Bank & Trust, con sede en las Islas Caimán”.

En esta cuenta, supuestamente, Máximo y Garré compartían la titularidad con Maria Paula Abal Medina, hija de la ex ministra y del dirigente montonero Fernando Abal Medina. “El saldo en abril de 2010 era de u$s 19,8 millones”, según una fuente del sector financiero citada por la publicación brasileña.

Máximo Carlos Kirchner sería uno de los cotitulares de la cuenta abierta en el banco Felton de Delaware, EE.UU., que había manejado Nilda Garré, según dos fuentes y un documento consultados por Clarín. En esas dos cuentas Máximo figuraría con el pasaporte argentino 25869310 y la dirección de la calle Juncal 1409, primer piso. Es la cuenta abierta en el 2005 que llegó a tener 41 millones de dólares.

La ex ministra de Defensa y de Seguridad negó tener cuentas secretas en EE.UU. e Irán, y dijo que solo tiene las cuentas oficiales correspondientes a su cargo en el HSBC de Washington.

Desde la muerte de Néstor Kirchner en octubre del 2010, Máximo pasó a controlar los negocios de la familia presidencial a través de las empresas “Los Sauces” e “Idea”.

La primera compró dos departamentos con la firma de Máximo en el Madero Center de Puerto Madero y la segunda se quedó con la administración de los hoteles tras la salida de “Valle Mitre” de Lázaro Báez.

Los diputados de la Coalición Cívica-ARI, Fernando Sánchez, y Paula Oliveto pidieron al fiscal Gerardo Pollicita que confirme la investigación de Clarín, la cual señala que la cuenta en el Felton (actualmente se llamba CNB) fue abierta en octubre del 2005 desde Caracas, cuatro meses después de que Garré fue nombrada embajadora en Venezuela, a nombre de la empresa fantasma Business and Service IBC, constituída en el paraíso fiscal de Bélice.

La última operación electrónica que vieron las fuentes es del 29-12-2009. La cuenta tiene el legajo 00049852398325985. El saldo registrado a abril del 2010 era de 41.704.400 dólares.

Según las fuentes los fondos habrían sido transfereidos desde la sucursal en Caracas del banco suizo UBS, el mismo que manejó el fideicomiso entre Argentina y Venezuela.

Clarín había informado que luego de la denuncia del ex embajador en Caracas, Eduardo Sadous, sobre un faltante de “90 millones de dólares”, el UBS cerró el fideicomiso que administraba la petrolera PDVSA y el Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela.