Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Gran Bretaña anuncia más petróleo en Malvinas
Justo un 2 de abril, tres compañías confirmaron el hallazgo en una zona al norte de las islas. La Argentina denunciará a las petroleras que operan allí. Polémica a 33 años del desembarco
2 de abril de 2015
Con clara intecionalidad política, petroleras británicas anunciaron justo este 2 de abril el descubrimiento de yacimientos petroleros en una zona ubicada 220 kilómetros al norte de las Islas Malvinas, en coincidencia con el 33 aniversario del desembarco argentino en 1982.

La novedad fue reportada por medios británicos como The Guardian y el sensacionalista Daily Telegraph, y el descubrimiento fue en el área denominada "Zebedee".

"Exactamente treinta y tres años después de que la Argentina invadiera las Islas, la región está en las noticias otra vez, pero esta vez solamente por un descubrimiento petrolero", consignó The Guardian, con clara intencionalidad de provocar.

Las compañías involucradas son Premier Oil, Falkland Oil & Gas y Rockhopper, que dijeron haber encontrado reservas de petróleo y gas, en el primer hallazgo en el marco de una campaña de nueve meses.

Tim Bushell, director ejecutivo de la empresa Falklands Oil & Gas, declaró que "confirma la extensión del yacimiento Sea Lion y sus reservas".

Por su parte, Samuel Moody, director ejecutivo en Rockhopper, declaró que se trata de un "comienzo fantástico de la campaña exploratoria 2015".

Según reportes especializados en el tema energético, la empresa Premier tiene el 36 por ciento de Zebedee, mientras que Falklands Oil & Gas posee el 40 y Rockhopper el 24 por ciento restante.

La cuestión hidrocarburífera ha motivado que la Casa Rosada hiciera una serie de presentaciones ante organismos internacionales como así también ante las Bolsas de Comercio de Londres y Nueva York, con denuncias a las compañías involucradas, por tratarse de la exploración y explotación de recursos ubicados en zonas cuya soberanía está bajo disputa.