Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Francisco recibirá a la Presidenta en junio
La audiencia fue pedida por la Presidenta y tendrá un carácter protocolar; a diferencia de los encuentros anteriores, el Papa no la recibirá en la residencia Santa Marta
8 de abril de 2015
El papa Francisco recibirá en el Vaticano a Cristina Fernández en audiencia oficial, el domingo 7 de junio, a las cinco de la tarde, en medio de la campaña electoral argentina. La audiencia no será en la residencia Santa Marta, el hogar del ex arzobispo de Buenos Aires, sino en un salón adyacente al aula de audiencias Pablo VI.

Si bien en diciembre pasado el Papa dijo que no iba a recibir más a políticos, en vista de las elecciones presidenciales, y hace 25 días, en una reciente entrevista con la cadena mexicana Televisa, confesó que se había sentido usado por "la política del país", en el Vaticano estimaban ayer que se trata de un caso distinto.

"Cuando un presidente de un país que tiene relaciones, y buenas relaciones, con la Santa Sede, pide una audiencia oficial, el protocolo indica que el Papa debe concederla, no se puede negar", explicaron fuentes de la Secretaría de Estado del Vaticano.

Según los cánones del protocolo de la Santa Sede, por otro lado, un papa tampoco puede recibir a candidatos presidenciales en época electoral, lo cual tampoco es el caso de la Presidenta, aunque respalde a sus propios candidatos.

El Gobierno recibió la confirmación de la reunión con satisfacción, aunque eran pocos los funcionarios al tanto de las gestiones. A diferencia de las reuniones anteriores, de tono más personal, la visita será de carácter protocolar y coincidirá con un viaje presidencial a Milán.

No obstante el momento en que se concretará el encuentro, una fuente del Vaticano destacó que "el Papa quiere ser imparcial frente a las elecciones de su país, no quiere ser percibido como apoyando a un candidato, no quiere ser usado".

Por eso, la Presidenta no será recibida en Santa Marta, la residencia para eclesiásticos donde vive el Papa, donde fue recibida las tres veces anteriores, sino en un salón adyacente al aula de audiencias Pablo VI, en el Vaticano. En ese mismo lugar, el Pontífice recibió a la reina de Inglaterra, Isabel II, junto a su consorte, en abril del año pasado.

En un gesto hacia su país y más allá de las incomprensiones del pasado, el ex arzobispo de Buenos Aires recibió a la Presidenta por primera vez el 18 de marzo de 2013, un día antes de asumir oficialmente el ministerio petrino. Entonces, la Presidenta, que sorprendió al regalarle un mate y explicarle su uso, le pidió al Papa una mediación por las islas Malvinas.