Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Duro cruce entre Timerman y la comunidad judía
La AMIA y la DAIA rechazaron las acusaciones del canciller, luego de que renunciara como socio de la mutual judía en una carta con fuertes críticas a ambas entidades
29 de abril de 2015
Las organizaciones judías AMIA y DAIA le respondieron con dureza a Héctor Timerman, luego de que el canciller renunciara como socio de la mutual judía en una carta con fuertes críticas a ambas entidades.

La AMIA difundió una carta que envió a Timerman en la que rechazó "de plano los términos utilizados en la misiva por considerar falsas, infundadas y calumniosas" las expresiones contra dirigentes de la entidad.

"Resulta intolerable e inadmisible la más mínima insinuación de que la entidad y sus autoridades puedan haber actuado con ánimo de obstaculizar el curso de la investigación por el atentado terrorista del cual fuimos víctimas. Lamentamos que el hecho de haber manifestado una posición contraria al Memorándum de entendimiento firmado con la República de Irán, nos haya convertido en destinatarios de acusaciones tan graves como injuriosas de su parte. Esas reacciones no hacen más que demostrar una profunda falta de respeto ante el disenso y la imposibilidad de aceptar posturas diferentes", escribió la AMIA.

Y continúa: "Como impulsores de los valores democráticos desde AMIA acudimos, tal como lo establece la Constitución Nacional y el Estado de derecho, a las instancias judiciales preestablecidas para defender nuestras convicciones y pedir que la Justicia se expida sobre la validez constitucional del acuerdo mencionado. En ese sentido, nos causan consternación las fuertes amenazas que en su carta pone de manifiesto, preocupación que se acrecienta teniendo en cuenta que las mismas se originan en quien ostenta el cargo de Canciller de la Nación".

Antes, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, consideró que es "absolutamente válido" que el canciller Héctor Timerman haya renunciado a su afiliación a la AMIA y cuestionó "algunas aseveraciones" del funcionario.

"LA AMIA es una ONG que tiene socios, la DAIA no tiene socios. Es absolutamente válido que el canciller deje de ser socio como cuando algunos de nosotros hemos dejado de ser socio de alguna institución en algún momento de la vida", señaló Schlosser.

El dirigente comunitario se pronunció así luego de que se conociera que el canciller presentó su renuncia como afiliado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), organización a la que acusó de "impedir el avance de la investigación" del atentado terrorista perpetrado a su sede, el 18 de julio de 1994.

Además, Schlosser consideró que "los socios pueden no sentirse representados por una conducción y es válido que una persona diga que no se siente representado".

"Hay algunas aseveraciones del canciller que consideramos que de alguna forma no se encuentran avaladas por la conducta de nuestras instituciones", advirtió de todos modos Schlosser, quien negó que la DAIA tenga un comportamiento "obstruccionista" en la investigación del atentado a la AMIA. "No renunció un canciller, renunció una persona a una mutual", señaló Schlosser.

En declaraciones a las radios Nacional Rock y La Red agregó: "No recuerdo ninguna institución argentina que se haya expresado repudiando la actitud de los fondos buitres como la DAIA que lo ha hecho en el 2013 cuando quisieron mezclar a los muertos de la AMIA con los fondos buitres".

En un escrito de tres páginas dirigido al presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky, Timerman señaló que el motivo de su decisión es "la certeza de que ambas instituciones -tanto la AMIA como la DAIA- con su accionar obstruccionista continúan impidiendo el avance en la investigación del criminal atentado terrorista".

"Alimentan, tal vez sin desearlo, campañas de quienes pretenden usar dicha tragedia para fines contrarios a los intereses nacionales, tanto políticos como económicos y sociales", aseguró el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, quien fue incluido en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por supuesto encubrimiento de Irán en la investigación del atentado.