Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La industria ya lleva 22 meses de recesión
El Índice de Producción Industrial de FIEL registró en el trimestre un declive de 4,5 por ciento. Es la tercera caída más profunda desde 1980 y refleja la crisis
30 de abril de 2015
El relevamiento de los indicadores de producción manufacturera por parte de la consultora FIEL arrojó en marzo una nueva contracción de 1,1% respecto del nivel de febrero, corregido por estacionalidad, casi duplicando la declinación que informó el Indec.

"Con este resultado, el retroceso de la actividad en la presente fase recesiva se ubica en un equivalente anual del 4,8%, al tiempo que continúa siendo la tercera recesión industrial más extendida desde 1980 a la fecha con 22 meses de duración", indica el informe privado.

El trabajo privado destaca que "las señales de reversión de la presente fase avanzan en el sentido esperado, pero requieren su consolidación. Así, la tasa anual de cambio suavizada de corto plazo cae con un ritmo inferior a la de largo plazo desde enero, mientras que la tendencia ciclo continúa con recuperaciones mensuales desde diciembre, desacelerando su caída interanual desde agosto".

El Índice de Difusión de marzo ha registrado mejoras y se ubicó en 43,8%, poniendo de manifiesto que alrededor del 60% de las actividades industriales ha registrado caída interanual de la actividad en el primer trimestre del año.

Con todo, la actividad industrial muestra realidades sectoriales diversas, como la caída de la producción siderúrgica, la mejora en la producción de minerales no metálicos o la desaceleración en el ritmo de contracción de la producción automotriz y la metalmecánica.

En este marco, en el segundo trimestre, volvería a reducirse el ritmo de caída de la actividad industrial, dependiendo principalmente del desempeño del mercado local, en virtud de que la situación macroeconómica de Brasil no aportará mayor impulso a la producción industrial.