Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La Corte Suprema ratificó a Lorenzetti hasta 2016
Tras la operación kirchnerista para desgastarlo, el máximo tribunal salió a dar pelea en medio del intento de la Casa Rosada de casi tomar por asalto al máximo tribunal
5 de mayo de 2015
Tras el intento de la Casa Rosada por tomar el control de la Corte Suprema de Justicia, el máximo tribunal ratificó a sus autoridades y Ricardo Lorenzetti -ahora considerado enemigo político por Cristina Fernández- seguirá como presidente del cuerpo.

A través de un comunicado, el máximo tribunal confirmó a Lorenzetti como titular y a Highton como vice hasta 2016.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, pidió revisar el modo en que fueron elegidas las autoridades de la Corte y embistió contra el casi centenario Carlos Fayt.

La Corte señaló que “ante versiones publicadas en el día de la fecha, ratifica total y absolutamente las autoridades designadas mediante acordada 11 del 21 de abril de 2015”. Se ratificó la decisión de designar Presidente y Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a partir del 1° de Enero de 2016, al Doctor Ricardo Luis Lorenzetti y a la Doctora Elena Highton de Nolasco.

Lorenzetti evaluó renunciar a la presidencia de ese cuerpo, en medio de las presiones oficiales al tribunal.

El jefe de Gabinete volvió a criticar a los miembros de la Corte. Dudó de la capacidad de Fayt para participar de ese tribunal y llamó la atención sobre la elección de las autoridades de la Corte Suprema, con mandato hasta 2016.

Pero pasadas las 10:00, la Corte divulgó un comunicado ratificando a sus autoridades y cerró así la discusión. En tanto, la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados eligió como titular a la ultra K Anabel Sagasti, integrante de La Cámpora, y ya comenzó a impulsar el juicio político de Fayt.