Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno frena por ahora paro de la UOM
Apeló a la conciliación obligatoria para impedir que el gremio metalúrgico, uno de los más numerosos, proteste. Más tensión gremial con la Rosada
5 de mayo de 2015
Antonio Caló, jefe de la UOM y la CGT oficialista, casi había rogado que el gobierno dictara la conciliación obligatoria para impedir un paro nacional de los metalúrgicos que ya no podía frenar.
Y así ocurrió: el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación en el conflicto que mantiene la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) con las cámaras patronales del sector por las paritarias, la que regirá a partir de mañana y por 36 horas.

Es una medida extrema pero al Poder Ejecutivo no le quedó otra. El problema es que no se pueda aplicar para siempre, y deberá encontrarse una salida alternativa.

Desde la cartera laboral adelantaron que el sindicato ya fue notificado, y a la vez su dirigencia fue convocada para este jueves a las 10 en el Ministerio.

Caló ya había abierto la puerta cuando dijo que si el Gobierno dictaba la conciliación el gremio iba a “suspender” la medida, pero para volverla a convocarla después de que termine lo que dicta la ley y si no hay acuerdo paritario.

Presionado por las bases, Caló era una sindicalistas sin ganas de generar conflicto que parece superado por el litigio.

La UOM reclama un aumento salarial de 32%, que el ministro Axel Kicillof no quiere convalidar desde el gobierno, y admitió que sus compañeros lo quieren “colgar del Obelisco” por no lograr en paritarias un sueldo inicial de $ 8.500 brutos.

“Estamos preocupados porque, para un dirigente gremial, lo ms importante que hay es discutir paritarias y no las puedo resolver: los empresarios no se mueven del 22%”, protestó Caló en diálogo con radio Mitre, al ratificar la medida de fuerza.

Sin embargo, aclaró: “Si el Ministerio de Trabajo aplica la conciliación obligatoria, la UOM la va a acatar”.

“Pedimos un salario inicial de $ 8.500, que llevados al bolsillo son $ 6.700. Creo que no estamos pidiendo nada descabellado. Los primeros trabajadores... Me quieren matar a m esos compañeros, me van a colgar del Obelisco”, enfatizó el jefe de la UOM.

Admitió que los metalúrgicos tuvieron “una década del ’90” en la que fueron “arrasados”, por la cantidad de despidos registrada en el sector.

Pero aseguró: “En estos doce años (del kirchnerismo), no hemos recompuesto los salarios como los trabajadores metalúrgicos necesitan”.