Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Kicillof: "Más salarios, más Ganancias"
El ministro de Economía, admitió que tras el acuerdo salarial de este año, los trabajadores “pagarán más por ese impuesto"
8 de mayo de 2015
Axel Kicillof terminó admitiendo, de manera elíptica y confusa, que los descuentos que sufrirán los salarios alcanzados por el impuesto a las Ganancias terminarán siendo mayores a los del año pasado, aún después de que se aplica la nueva rebaja que se anunció oficialmente ayer.

Kicillof, --al ser consultado sobre el artículo que publica hoy Clarín, donde se afirma que se pagará por Ganancias más que en 2014-- respondió: "Hay que hacer todas las cuentas y ver cómo cierran las paritarias. Si una persona hoy gana 20.000 pesos y consigue este año un aumento de 20, 25 o 30 por ciento... lo que consiga, y el año que viene va a conseguir otro incremento de lo que sea, y bueno, lo que va a pagar de ese impuesto es más, como pagará más por otras cosas. Hay que calcular, es una cuenta muy complicada".

Dicho esto, Kicillof insistió en desacreditar la información publicada por este diario, al argumentar que si el costo fiscal de esta rebaja impositiva es de 6.000 millones de pesos, y que esos 6.000 millones quedarán en los bolsillos de los asalariados, es imposible pensar que la presión fiscal será mayor.

Los cálculos de Kicillof sobre el supuesto beneficio para los trabajadores están hechos sin contemplar los aumentos salariales de 2015. Así, todos los trabajadores que reciban una mejora en los próximos meses sufrirán mayores descuentos por el impuesto.

En consecuencia, tendrán que pagar entre un 35 y 50% más de Ganancias que lo que les retuvieron el año pasado. El impacto varía según el rango salarial y la conformación del grupo familiar. Los números son claros. Mucho más claros que las enrevesadas declaraciones de Kicillof.